Los directores nominados a los Oscar a Mejor Película Extranjera envían un mensaje de preocupación por Donald Trump