30 años después, uno de los grandes clásicos de Eddie Murphy tendrá una secuela

| |

Eddie Murphy se convirtió en uno de los actores más populares del mundo en la década de los ochenta, pero con el paso de los años ha sido relegado a un segundo plano, principalmente por el poco éxito de sus películas. Ahora están intentando retomar su carrera en la élite, al menos eso parece después su última película Mr. Church.

No cabe duda de que la película que más fama le dio fue Beverly Hills Cop, de la que también está preparando una cuarta parte. Pero en este caso hablamos de la que no es una de sus mejores películas, pero que por alguna razón tendrá una secuela tendrá años después de su estreno, también en la década de los ochenta, en concreto en 1988.

De acuerdo a The Tracking Board, el estudio Paramount Pictures está preparando una segunda parte de Un príncipe en Nueva York. De momento no hay muchos datos sobre el proyecto, ni está claro si el actor protagonista o algún miembro del reparto formará parte, pero sabemos que han sido contratados los guionistas de la película original.

Barry Blaustein y David Sheffield, que también han escrito películas como El profesor chiflado, están escribiendo el guion de este nuevo proyecto. De momento no está claro cual puede ser la historia, ni si continuará de alguna forma con la historia de la primera. También sabemos que Kevin Misher, conocido productor de películas como El tesoro del AmazonasEnemigos públicos, está a cargo de la producción.

¿No conocen la película original? Hagamos un breve repaso a la historia que relata.

Es el 21 cumpleaños del príncipe Akeem, del reino africano de Zamunda, y debe casarse con una mujer a la que no ha visto nunca, como hizo su padre antes que él. Pero como no está de acuerdo en que le impongan la mujer con la que tiene que pasar el resto de su vida, Akeem decide viajar a Nueva York, donde nadie le conoce, y así poder buscar una chica guapa e inteligente que le ame realmente por su persona y no por su riqueza. Así, se instala en Nueva York con un amigo y, a pesar de contar con una inmensa fortuna, decide vivir muy modestamente en Queens.

Fuente: Filmaffinity