45 años sin Max Fleischer

| |

Un 11 de septiembre de 1972, fallecería el que es uno de los más grandes maestros de la animación de toda la historia, y creador de la industria como tal. Max Fleischer es uno de los más grandes innovadores no sólo a nivel creativo, sino en los aspectos técnicos y financieros. Nacido en Cracovia, enaquel entonces parte del Imperio Austro-húngaro - actual Polonia - emigró prácticamente siendo un bebé a los Estados Unidos, asentándose en Nueva York. Sus primeros años se orientó al arte, e incluso dejó los estudios de preparatoria para ingresar a la Escuela de Arte, aunque realizó varios estudios independientes en mecánica. Para 1915, patentaría el rotoscopio, sistema de filmación para dibujos animados, de cuyas ganancias surgiría el presupuesto para la creación de Estudios Fleischer, la que fue en su momento la más poderosa de los Estados Unidos.
Entre sus personajes más famosos, se encuentran Popeye, Rodolfo el Reno, la primera versión animada de Supermán y la que es quizá su más grande creación: Betty Boop, que actualmente sigue siendo uno de los grandes íconos animados. Si bien era uno de los más fuertes en su momento, la fuerte crisis de la II Guerra Mundial fue demasiado fuerte para él, y tras de una serie de malas inversiones, usualmente por explorar conceptos demasiado avanzados para su momento, tuvo que retirarse, dejando el terreno libre para el gran monstruo de Disney.
Aprovechemos este aniversario para recordar a quien fue, sin lugar a dudas, el padre de la animación como industria.