Alfonso Zayas y la comedia de ficheras

| |

Si tuviéramos que hablar de los principales placeres culposos del mexicano, seguramente el cine de ficheras estaría dentro de los primeros lugares de la lista. A pesar de ser comedias repetitivas, predecibles y simplistas, marcaron una época dentro del cine nacional, durante casi dos décadas. Ahora, el reciente fallecimiento del actor Alfonso Zayas, ha vuelto a traer este tema a la mesa, sino que seguramente hará que más de una de estas cintas se vuelvan a proyectar, lo que nos obliga a cuando menos darle una repasada.

Curiosamente, a pesar de su pobre producción, difícilmente las podríamos llamar de bajo presupuesto, pues el elenco de cada una de ellas tenía sueldos, si no exhorbitantes, cuando menos de nivel elevado, lo que era posible por su altos niveles de taquilla y el poco gasto realizado en otros aspectos de la producción. Curiosamente, a pesar de anunciarse como cintas sexuales, las situaciones estaban hechas más para causar hilaridad que excitación, aunque los desnudos femeninos estaban a la orden del día.

A pesar de que fue uno de los peores momentos en cuanto a calidad cinematográfica, lo cierto es que el género mantuvo vivo al cine nacional económicamente, manteniendo viva la industria hasta el arribo de otras producciones de más calidad.

Y para finalizar, un dato irónico: La cinta que inició esta tendencia es una de las grandes joyas de la cinematografía nacional: Tívoli.