Amantes

Amantes. Two lovers. USA (2008)

  • Dir. James Gray
  • Reparto: Joaquin Phoenix, Gwyneth Paltrow, Vinessa Shaw, Isabella Rossellini, Elias Koteas

Calificación: 3 estrellas

Amantes es una película extraña.  Habla del amor sin ser romántica, de la condición humana sin ser sórdida o condenatoria.  Yo nunca me he sentido identificada con las historias rosas, pero he de confesar que ésta resulta muy recomendable. Sobre todo por eso: porque a pesar de la sugerencia del título no es de ningún modo una historia convencionalmente melosa o cursi. Además tiene el enorme gancho de pensar que éste podría ser el último trabajo que vemos de Joaquín Phoenix en la pantalla grande, después de su anunciado retiro.

La historia tiene como protagonista a Leonard, (Phoenix) un treintañero bipolar con tendencias suicidas que vive arropado por la protección y el cariño de sus padres, quienes buscan en todo momento protegerlo de él mismo.  En ese afán de mantenerlo a salvo, le presentan una chica hija de una familia amiga, con la que esperan hacer negocios y así – de paso- asegurarle un futuro económico.

Pero los padres no cuentan con que un encuentro casual con la vecina (Paltrow), podría alterar los planes de manera significativa.  Leonard no puede eludir la fascinación que  sobre él ejerce una mujer que es diferente a las que ha conocido. Hermosa, independiente y también con muchos problemas: en una conflictiva relación con un hombre casado, con una familia en bancarrota y recuperándose de adicción a las drogas. Un imán extraño y perturbador.

Y si creen que el asunto se desliza entre el dilema de seguir al deseo o aceptar quedarse en la zona de confort, están muy equivocados. Aún cuando crees que todo va para el clásico final trágico y melodrámatico, la solución final no deja de sorprenderte. Un plan B, es a veces todo lo que hay que pedirle a la vida.

Lo mejor:

  • Las actuaciones: Phoenix está excelente. Nadie fuera de tono, todo es natural, fluye sin aspavientos.
  • Un aplauso de pie para Isabella Rosselini. Toda una dama.
  • Escenas cruzadas de intimidad familiar con una luminosa ciudad de Nueva York. Un gran trabajo de fotografía entre lo sutil y lo estridente.

Lo peor:

  • Es lenta. 40 minutos iniciales y no pasaba realmente nada… Gente dormida en el cine y mucho bostezo a mi alrededor.
  • Siempre queda la sensación de que tan arriesgado plan, solo puede funcionar bien porque se trata de un hombre quien lo vive. Una mujer quizás no correría con tanta suerte.
  • Y en la misma línea: chicas ¿que es mejor? ¿elegir o ser elegida?
Advertisements

Tagged: