La última creación del canal FX, los cuales que desarrollaron la exitosa serie American Horror Story, también trata sobre relatos criminales y de suspense. En esta ocasión, Ryan Murphy, creador de las entregas de terror, se asoció con Scott Alexander y Larry Karaszewski para hacer un recorrido por los crímenes más mediáticos de la historia.

En la primera entrega, vimos el juicio a OJ Simpson por los asesinatos de su ex esposa y un amigo de ella, uno de los eventos clave de la década de los noventa. Como el contenido fue incluido en Netflix recientemente, aprovecho para hacer un breve análisis de mi experiencia al visionarlo.

REVIVE EL CIRCO MEDIÁTICO

Posiblemente, el proceso jurídico más mediático del mundo y una de las historias con reacciones más encontradas de toda la historia. Orenthal James Simpson, leyenda viva del fútbol americano y entonces héroe nacional, fue acusado en 1995 de asesinar a su ex mujer Nicole Brown-Simpson y su amigo Ron Goldman. Tal y como cabía esperar, Scott Alexander y Larry Karaszewski respetaron la historia contada por el abogado Jeffrey Toobin en su libro The Run of His Life: The People v. O.J. Simpson, publicado en 1997.

Aparte de centrarse en la figura de OJ Simpson durante el juicio, la historia muestra cómo gente cercana a él perdió la fe en su inocencia. Como argumento secundario, la acción también recoge temas como la relatividad de la verdad o los conflictos raciales de la década de los noventa, centrados en los abogados defensores de Simpson. Además, la fiscal estadounidense Marcia Clark, parte importante en el relato, personifica la presión mediática que los implicados en la historia sufrieron de manos de los medios de comunicación y la sociedad.

Algunas personas que vivieron esta historia de algún u otro modo han expresado su opinión acerca de la producción. La fiscal Marcia Clark estuvo encantada con la representación que Sarah Paulson llevó a cabo sobre su ella, a la que calificó de «fenomenal». Por el contrario, Mark Fuhrman se negó a verla, quizás porque sabía que iba a salir mal parado por sus acusaciones de racismo durante el proceso judicial. Aún así, tuvo la cortesía de decir que su personaje estuvo representado erróneamente. El padre de Goldman y la hermana de Brown-Simpson criticaron la serie por falta de consulta a las familias de las víctimas mortales, lo cual parece razonable.

ACTUACIONES INMEJORABLES

Absolutamente todo el elenco realiza un trabajo impresionante de interpretación. No obstante, un nivel por encima del resto están Sarah Paulson y John Travolta, quienes contaron con la gran ayuda de una estupenda caracterización. Distinto es el caso de Cuba Gooding Jr., ya que no se parece físicamente a OJ Simpson, pero no consigue que ese hecho choque violentamente con su notable trabajo. Courtney B. Vance, Sterling K. Brown y David Schwimmer aportan dramatismo a la situación y representan elegantemente la conciencia del ser humano en momentos límite, aunque lo enfrentan de diferente manera.

VUELTA A LOS NOVENTA

Hay que reconocer que el equipo de directores y productores consiguieron recrear a la perfección el escándalo, tanto que la serie se llevó múltiples premios en la gala de los Emmy, Golden Globes y otros certámenes importantes. El vestuario y el maquillaje de la producción fueron sobresalientes, imagino que sería fácil recrearlos al contar con documentos visuales de la época. Además, la edición del material  permite que podamos diferenciar los tres actos que cada historia tiene y podamos explorar este entretenido relato de salseo puro y duro en medio de una asesinato cruel.

Advertisements
Anuncios