Como todos sabemos, Internet es un espacio en donde se pueden encontrar todo tipo de puntos de vista, algunos muy centrados, otros ilógicos, pero siempre hay algo que nos llama la atención. En este caso, la opinión de una persona sobre la cinta Ana y Bruno se volvió viral, provocando todo tipo de reacciones. A continuación, te dejamos el post original, por si no lo has visto todavía.

A partir de ahí, se ha desatado una de esas polémicas que sólo podemos ver en las redes sociales. Mientras una cantidad menor de personas han pedido incluso el boicot, otros defienden que es una cinta excelente, pero que definitivamente no es para niños, volviendo al viejo tema de que no porque una cinta sea animada tiene que ser infantil.

Un tercer grupo, también muy nutrido, aboga que la cinta es perfecta para el público infantil, aunque no niega que la temática sea fuerte, pero sostiene que es positivo que los pequeños se enfrenten a este tipo de temáticas en un ambiente que les sea más asimilable para ellos, defendiendo que es posible el terror para niños.

Lo cierto es que, dependiendo del grupo y la persona que la ha compartido, los puntos de vista han sido muy variados, y nos lleva a una serie de preguntas, que les dejamos a nuestros lectores.

¿Se puede hablar de terror para niños?

¿Es conveniente o no el tocar temas fuertes en el cine infantil?

¿Qué temáticas son realmente las que caben en el cine infantil?

Esperamos sus respuestas.

Tagged: