Arrástrame al infierno. Drag me to hell
Arrástrame al infierno. Drag me to hell

Arrástrame al Infierno. Drag me to hell. USA (2009)

  • Dir: Sam Reimi
  • Reparto: Alison Lohman, Justin Long, Jessica Lucas, Lorna Raver, David Paymer, Dileep Rao, Adriana Barraza, Fernanda Romero, Reggie Lee, Alex Veadov, Bojana Novakovic, Bill E. Rogers

Calificación: 4 estrellas

Ya lo decía Alejandro Lerner: » Si volver es una forma de llegar» Ese parece ser el punto de partida de Reimi para traernos una  extraña y soprendente película, que nos hace recordar que Reimi existía y creaba antes del Hombre Araña.

Arrástrame al infierno es una intricada película que puede ser leída desde diferentes aristas:  es una fábula sobrenatural, con guiños al terror clásico, la comedia negra, el gore y el thriller. Es decir que al final, te llevaste varios sustos de muerte, te reíste, te asqueaste y – por increíble que parezca- sales pensando en la cosas en las que te escudas cuando tomas malas decisiones.

Esta  marejada de formatos narrativos hace que te sientas sacudido y un poco confundido. ¿ Al final qué viste? a algunos les gusta, otros la odian. Pero es seguro que nadie se queda indiferente.

La trama cuenta la historia de Christine Brown, una joven empleada de banco que aspira al puesto de vicegerente. Tiene un novio académico de buena familia y parece que las cosas van saliendo bien. Un día llega una anciana mujer a pedir una prórroga para pagar la hipoteca de su casa. Christine se ve en la encrucijada de ayudar a la señora, o demostrar el carácter y la iniciativa que le valgan el ascenso. Elige lo segundo, sin saber que la atribulada anciana puede vengarse de una manera terrible.

En síntesis: un Sam Reimi que regresa a lo suyo, como triunfador y con  muchísimo más presupuesto. Actuaciones decentes y varios buenos sustos, hace de ésta una excelente opción para cerrar el verano.

Lo mejor:

  • Es refrescante pensar que es una apuesta fuerte por una historia original, que no es refrito, ni remake japonés o coreano.
  • Adriana Barraza no decepciona al público latino. Una aparición corta, pero en un momento crucial para la trama. Muy bien por ella!
  • El diseño de la señora- gitana-que se quiere vengar- es una presencia terrorífica, pero también intrigante y repugnante. El tipo de monstruo que te da miedo, asco, lástima… muy perturbador en verdad.
  • Las decisiones son humanas: de eso que tu también harías si un demonio te persiguiera y después le contarías muerta de risa a los amigos… si sobrevives, claro…

Lo peor:

  • No entendí bien porque la vieja se aparece en todos lados ¿que con el demonio no basta?
  • Esta trancisión del mal en el cine hacia otras creencias, está resultando confusa y complicada. El asunto del demonio y la revoltura de creencias hacen complicado de entender la lucha entre el bien y el mal.
  • Es verdad que representa un respiro… pero no como para reinvindicar al género en pleno Siglo XXI… no todavía.
Advertisements
Anuncios

Tagged: