Death Note: excusa para un romance adolescente según Netflix