manuelcruz

El Contador, o por qué “Rain-Bond” debería ser una serie

Hubo un tiempo donde las películas de James Bond eran un espectáculo multidisciplinario: conspiraciones, malvados, romances, espacios, objetos, y un héroe