Tras de una espera que, para muchos, resultó demasiado larga, por fin está en las salas la cinta Avengers: Endgame, y si bien lo cierto es que habrá detalles que no les gustarán a todos, lo cierto es que no quedará uno indiferente.
La cinta está planeada como un cierre de toda la primera época del Universo Marvel, pues si bien deja abiertas muchas avenidas para continuar las historias – en especial dentro de las precuelas, pues la trama de la misma se prestará en especial para ello – muchos personajes terminarán sus posibilidades narrativas de una u otra manera, aunque cuando menos en dos casos nos dejan una línea de sucesión muy clara. La trama se va de momentos muy lentos, algunos francamente depresivos, a otros en lo que la acción se desarrolla de forma frenética, por lo que la larga duración de la misma no se hace tan palpable. Hay cuando menos dos escenas que harán que los espectadores lancen una exclamación al unísono, pues son momentos realmente inesperados.
El punto negativo viene a ser Thor, quien había recuperado ya su perfil heroico en Infinity War, para volver a la imagen de comedia de pastelazo que le dieran en Ragnarok, lo que lo hace un epílogo que le hace realmente muy poca justicia, aunque existe posibilidad de ver de que forma se desarrolla.
En resumen, es una historia muy recomendable, y les aseguramos que tanto fans como no fans la encontrarán disfrutable. Lo que si es cierto, es que ayuda mucho revisar las cintas anteriores, pues las referencias a historias anteriores es muy nutrida, com cameos de prácticamente todos los personajes que antes intervinieron en la historia.

Tagged: