Taking Woodstock
Póster de Taking Woodstock

Bienvenido a Woodstock. Taking Woodstock. USA (2009)

  • Dir: Ang Lee
  • Reparto: Henry Goodman, Emile Hirsch, Imelda Staunton, Jeffrey Dean, Liev Schreiber, Jonathan Groff.

Calificación 3.5 estrellas

Si algo debe reconocérsele a Ang Lee es que pocas se repite a sí mismo entre una película y otra. Siempre encuentra la manera de reinventarse un poco y de atreverse a hacer cosas diferentes.

Sólo que en esta ocasión no llega a los grados de suitleza visual, ni de narrativa a los que nos tiene acostumbrados. Sin dejar de ser una película de buena manufactura, nos deja pensando que Lee en esta ocasión nos quedó a deber algo.

Y acaso sea lo más díficil entender que es lo que esta vez no nos dió. Hay que aclarar que resulta un modo muy novedoso de contar una historia, alrededor de un hecho plenamente identificado en el imaginario colectivo, popular y global: el Festival de Woodstock. Para algunos, el mítico acontecimiento que marca el antes y el después para la revolución sexual, el feminismo, los movimientos contraculturales, la industria de la música, el pacifismo, el ecologismo.

Sin embargo, Ang Lee «descuadra» de la mirada de su lente al Festival- un poco asumiendo que ya todo sobre él está dicho-  y se enfoca en la historia de un provinciano joven que debe olvidar un poco sus sueños de ser diseñador y volver a su pequeño pueblo a salvar el negocio familiar -un motel casi ruinas- y a sus ancianos padres de la bancarrota.

Es así que aplicando la máxima de «la persona indicada en el lugar indicado», el chico se volverá el principal artífice para la realización de uno de los eventos musicales más grandes de la historia. La historia se centra en la transformación de la familia y el pequeño pueblo que de un día para otro se vuelve en la capital mundial del movimiento hippie sesentero.

Pero es díficil pensar en Woodstock sin música. Y las alusiones musicales son escasas. Nunca ves  tomas del escenario, de Janis, de Hendrix, nada. Eso empieza a deslusionarte un poco después de que comprendes que el argumento central -el choque entre hippies y conservadores- está más que expuesto. Decir que está más enfocada a analizar la sociología de la comunidad, obviando la música y con unos ligeros tintes de sicodelia, es quizás el mejor modo de definir la cinta.

Según las malas lenguas va a salir con muy pocas copias. Así que hay que estar pendiente el fin de semana de su estreno para todos los que tienen interés en verla.

Lo mejor:

  • La época esta fielmente retratada:  no hay un solo detalle que te haga dudar que estamos en los años sesenta.
  • Hay un interesantísimo experimento de sobreponer tomas originales del festival con elementos nuevos. Un trabajo impecable y sorprendente.
  • Actuaciones extraordinarias entre las que destacan la de Liev Schreiber en el papel de un trasvesti e Imelda Staunton.
  • La escena sicódelica es visualmente impactante.

Lo peor:

  • Pues ya lo dije antes: hace falta música!
  • Hay partes muy largas, donde ya sabes para dónde va la cosa, pero no pasa nada.  El festival no empieza, el escándalo ya no es sorprendente…
  • Ang Lee olvida un poco su vocación de artista visual… se extrañan esas tomas campiranas de Brokeback Mountain. E incluso las cuidadas tomas eróticas cuando de homosexuales se trata.
Advertisements
Anuncios

Tagged: