Para la década de los setentas, el cine gore era aún una novedad, y la cantidad de cintas que se producían alrededor del concepto eran enormes. Usualmente, la premisa en aquellos años era muy predecible: Un grupo de adolescentes se reunían en alguna fecha particular de los festejos anuales, y un extraño con algún tipo de vestuario relacionado, los iba matando uno a uno de formas por lo demás originales. Una de las más tradicionales fue Black Christmas, que como podemos imaginar, trata sobre las fiestas decembrinas, y que fue la sensación en 1974.

Para el 2019, estaremos viendo el remake de esta historia, dirigida por Sophia Takal, en donde no sólo le dará una vuelta de tuerca a la historia original, sino a todo el género: En esta ocasión, las víctimas serán un grupo de chicas de una fraternidad, que al ver que un asesino comienza a ir tras ellas, estarán listas para montar una defensa.

Si bien la trama suena sin duda interesante, difícilmente la podríamos catalogar como gore, pues es un hecho de que muchos de los clichés que definen al género podrían encajar en esta lógica. Sin embargo, valdrá la pena darle una oportunidad, pues es posible que nos ofrezca algo bastante fresco. Tendremos que ver si logra darle un vuelco al género, o sólo quedará como un interesante experimento.

Advertisements
Anuncios
Tagged: