Para muchas personas Captain America: Civil War es la mejor película que ha estrenado el estudio Marvel hasta la fecha. Para gustos los colores, pero no cabe duda de que es un gran proyecto, ¡que estuvo a punto de no realizarse!

Los Hermanos Russo, directores de la película, han hablado recientemente en una entrevista con el medio Entertainment Weekly sobre la curiosa, sorprendente e interesante situación que tuvieron que enfrentar.

El contrato de Robert Downey Jr. con el estudio había finalizado y estábamos en plenas negociaciones con el actor cuando se comenzó a gestar la idea de la tercera entrega de Capitán América.

Hubo un periodo de tiempo en el que exploramos posibilidades para las historias de Capitán América que no le incluían. Sin Iron Man la adaptación del cómic Civil War no hubiera funcionado.

Durante un tiempo discutimos hacer una tercera entrega que giraba en torno a la Bomba Loca. No era como Civil War y si no hubiésemos podido tener a Downey -en las primeras conversaciones hasta que le conseguimos- alguien presentó la idea de una tercera entrega que girara en torno a la Bomba Loca que vuelve demente a la gente. Es como si les zombificara, pero no literalmente.

Captain America

El encanto de la Bomba Loca es que transformas hordas de gente en salvajes. Ese era el reto al que Capitán América y compañía tendrían que haberse enfrentado. La noción de la Bomba Loca hubiese tenido a Capitán América luchando contra civiles.

Siempre intentamos ponerle en estos interesentes problemas morales por su naturaleza. Hubiese sido una convincente tercera entrega porque si los civiles son los antagonistas, ¿cómo los hubiese derrotado sin matarlos?

No cabe duda de que la idea, como la comentan los dos cineastas, suena muy interesante. Por fortuna (o no), Marvel consiguió llegar a un acuerdo con el actor para renovar el contrato y realizar la película que realmente querían.

 

Advertisements
Anuncios

Tagged: