The Lodge, horror y tensión familiar