En una filmación de cine, se suelen extremar todas la precauciones, de modo que el ambiente sea lo más seguro posible tanto para los actores como para el equipo de producción. Sin embargo, es imposible poder controlar todas las posibles variables, y de la misma forma se han dado casos de descuidos y negligencias, que han provocado accidentes sumamente graves dentro de las mismas. Muchas veces, los espectadores nunca saben de ello, aunque otros casos, los mismos han trascendido a los medios.
El día de hoy, veremos cinco casos en los que, tanto por cuestiones realmente accidentales, como por falta de cuidado, se han tenido que lamentar pérdidas de vidas.

xXx

Uno de los dobles de Vin Diesel realizaba un descenso de rapell, completamente rutinario, para descender en un submarino. Sin embargo, las condiciones del aire cambiaron de forma súbita, haciendo que se balanceara, golpeándose contra un punte cercano. El hombre murió casi instantáneamente, y si bien se conservó la escena como un tributo, se cortó un poco antes del momento fatal.

El Cuervo

Brandon Lee, el actor principal, fue herido por el impacto de una salva mal colocada, al momento que se le disparó de frente. Si bien pudo llegar al hospital, estaba ya en condición muy delicada, y falleció poco después de ingresar. Michael Massee, quien disparó el arma, tuvo que ser recluido varias semanas en un hospital mental para ayudarlo con un grave complejo de culpa.

Dimensión Desconocida

El actor Vic Morrow y dos niños murieron de manera instantánea cuando el helicóptero en que viajaban se desplomó. Quizá lo más irónico de todo es que ni siquiera era una escena riesgosa, pues las condiciones del despegue eran completamente rutinarias.

Noah’s Ark

En esta cinta, filmada en 1928, la producción decidió utilizar para una escena cientos de litros de agua, que se soltarían sobre un grupo de extras. Dado que el total de la misma no cubriría más de un metro, no se pensó que habría peligro, pero no contaron con la tremenda fuerza con la que la misma los golpeó. Al final, tres de ellos murieron ahogados en un volumen de menos de medio metro de altura.

Ben Hur

La famosa escena de la carrera de cuadrigas fue un problema, pues para la misma, los caballos fueron entrenados por separado, por lo que cuando tuvieron que correr juntos, estaban especialmente inquietos y nerviosos. El momento en que uno de los carros se accidenta aparatosamente fue real, y uno de los extras que iba conduciendo falleció a resultas del mismo.

Tagged: