Parte del trabajo de ser actor, es prestarle a los diferentes personajes su identidad, y en cierta forma, convertirse en ellos. Si bien un miembro de esta profesión debe de estar listo para interpretar cualquier tipo de rol, existen muchos que se han identificado con algún tipo de perfil, que los ha hecho famosos. Lo curioso es que, en algunas ocasiones, su personalidad real puede ser completamente opuesta a la que han presentado en pantalla, al grado que se vuelven irreconocibles.
El día de hoy, veremos a cinco actores que, en la vida real, no tienen ningún parecido con las identidades que les hicieron célebres en la pantalla grande.

Liev Schreiber

 

Cualquiera que conozca la carrera de este actor, inmediatamente lo identifica por sus papeles de hombres sádicos, rudos y de pocas palabras. Sin embargo, fuera de pantalla es increíblemente locuaz, muy abierto a la conversación, y extremadamente sensible.

Hedi Lamarr

Uno de los sex symbols más famosos de la pantalla, famosa por atreverse a realizar tanto desnudos como escenas sexuales en una época en que era impensable. Sin embargo, fuera de la pantalla esa sensualidad desaparecía, pues era más del tipo intelectual, e incluso de pocas palabras. De hecho, ella era una reconocida física, que hizo grandes contribuciones a la tecnología actual.

Desmond Llewelyn

Por el contrario, este actor se hizo famoso por su personaje de Q, uno de los más grandes inventores e ingenieros de la pantalla, quien le proporcionaba su equipo al famoso 007. En la vida real, como el mismo lo reconoció, era totalmente incompetente con la tecnología, e incluso usaba el celular sólo cuando era absolutamente necesario, pues nunca llegó a entenderlo.

Tom Felton

Este joven actor ha sido bien identificado por sus papeles de personas crueles, engreídas y antisociales, que le ha ganado el odio de más de un espectador. Sin embargo, los que han trabajado con él aseguran que es uno de los actores más humildes que hay, que se relaciona de manera cercana y cálida con todas las personas con las que labora.

Jim Carrey

Es difícil imaginar que este actor, conocido por sus exageradas reacciones y su espontaneidad, sea extremadamente seco y poco sociable en la vida real. De hecho, se le conoce por ser un apasionado del debate, llegando muchas veces a una terquedad incómoda.

Advertisements

Tagged: