Si bien los actores infantiles suelen ser los que se ganan la atención de muchos espectadores por ser especialmente adorables, existe un grupo que llaman mucho más la atención, y que son los bebés. Usualmente, éstos sólo hacen acto de presencia, pues no tienen aún a capacidad para poder hacer algo más, pero en su descargo, podemos decir que sus papeles no son especialmente exigentes, pues sólo deben de hacer lo que un bebé sabe hacer bien.
Usualmente, los bebés que aparecen en películas son los hijos de alguno de los miembros de la producción, que en ese momento tienen causalmente la edad que se requiere, pues como podemos imaginar, no existen actores bebés profesionales.
En esta ocasión, veremos a cinco actores bebés que seguramente habrán quedado en la memoria de muchos espectadores.

Aidan Barton

Este bebé llama la atención pues, en una misma película, encarnó dos papeles diferentes. Fue Luke Skywalker y Leia Organa en La Venganza de los Sith. Él era el hijo del editor Roger Barton, y si bien no se le da crédito, aparece en la lista de agradecimientos.

Lee Qungley

Aunque en la película de Superman muchos recordarán más a Aaron Smolinski, quien ancarnaba a Kal El como un bebé algo más grande, Lee Quigley fue quien caracterizó al héroe cuando aún era de brazos.

Toby Froud

Recordado por su actuación en Laberinto, donde tuvo que actuar un poco más – hasta donde le fue posible – para el papel. De hecho, se tuvo que cambiar el nombre del personaje a Toby, pues era el único nombre al que respondía.

Emilio Girón

Aunque su papel fue relativamente pequeño, es quizá uno de los bebés más recordados del cine nacional, al haber encarnado al Torito, dentro de la cinta de culto Nosotros los Pobres.

William y Hank Deutschendorf

Estos dos pequeños fueron los encargados de darle vida a Oscar, el bebé de Cazafantasmas II. El que fueran dos resultó excelente, pues permitía que uno de ellos trabajara mientras otro descansaba, lo que fue muy conveniente para los tiempos de filmación.

Advertisements

Tagged: