Llegará un día en el que las películas que hoy en día soy brillantes serán clásicos del cine. Es algo que ha pasado siempre. Muchas de las películas de culto actualmente no consiguieron tal estatus hasta muchos años después de su estreno. Sin embargo, en este caso hablamos de las películas que hoy día son ya una maravilla.

Cinco películas que algún día, puede que sea mañana, puede que sea dentro de muchos años, serán clásicos del cine, que recogemos en esta lista para nuestros lectores. De paso, recomendamos las cinco películas a todos los amantes de este arte.

5. Boyhood, de Richard Linklater

Esta película es una completa maravilla desde el primer día de rodaje, porque la principal curiosidad que envuelve el desarrollo, y que tiene un espectacular resultado, es que fue rodada durante doce años, por lo que los cambios físicos en los protagonistas a lo largo de la película son reales, algo totalmente asombroso.

Es una historia dramática que recorre 12 años la vida del niño, chico, hombre protagonista de los seis a los dieciocho años. Durante este periodo, se producen todo tipo de cambios, mudanzas y controversias, relaciones que se tambalean, bodas, diferentes colegios, primeros amores, desilusiones y momentos maravillosos. Un viaje íntimo y basado en la euforia de la niñez, los sísmicos cambios de una familia moderna y el paso del tiempo.

4. Her, de Spike Jonze

Una película magnífica que habla de nuestra relación con la tecnología, hasta el punto de sustituir completamente a cualquier persona de nuestro entorno, por un teléfono móvil, así mismo la forma en la que la inteligencia artificial evoluciona, hasta convertirse prácticamente en personas.

En un futuro cercano, el protagonista es un hombre solitario a punto de divorciarse que trabaja en una empresa como escritor de cartas para terceras personas, que compra un día un nuevo sistema operativo basado en el modelo de Inteligencia Artificial, diseñado para satisfacer todas las necesidades del usuario. Para su sorpresa, se crea una relación romántica entre él y la voz femenina de ese sistema operativo.

3. El Conjuro, de James Wan

Este cineasta ha demostrado que es el rey del cine de terror desde hace muchos años, pero no sólo por hacer buenas películas, sino por hacer maravillas cinematográficas que ahora son consideradas como lo mejor del género de cada año, pero que algún día serán clásicos.

La película cuenta la terrorífica historia de una familia que, en la década de los 70, afirmaron haber contactado con espíritus tanto bondadosos como malvados; en su domicilio del estado de Rhode Island. Sus presuntos encuentros sobrenaturales fueron estudiados e investigados por Ed y Lorraine Warren, dos personas contratadas por la familia, con mucha experiencia en casos paranormales y veteranos en materia espiritual. Ambos descubrieron muy pronto que las apariciones estaban relacionadas con el espíritu de un niño y una misteriosa caja de música.

2. Mad Max: Fury Road

Esta película está actualmente considerada como una de las mejores de la década, y para muchos cineastas importantes la mejor del año 2015, aunque no consiguió el gran premio de la Academia, sí que fue la absoluta ganadora con seis estatuas doradas. No cabe duda de que algún día será un clásico cinematográfico.

Perseguido por su turbulento pasado, el protagonista cree que la mejor forma de sobrevivir es ir solo por el mundo. Sin embargo, se ve arrastrado a formar parte de un grupo que huye a través del desierto liderado por Furiosa. Escapan de una Ciudadela tiranizada por un gran villano, a quien han arrebatado algo irreemplazable. Enfurecido, el Señor de la Guerra moviliza a todas sus bandas y persigue implacablemente a los rebeldes en una «guerra de la carretera» de altas revoluciones.

1. El Lobo de Wall Street

No hay forma de explicar que esta maravilla no consiguiera el galardón a mejor películas ni a mejor actor protagonista en los premios de la Academia, pero está claro que es una de las mejores películas de las últimas décadas del cine, y algún día será una película de culto, un gran clásico cinematográfico.

Película basada en hechos reales del corredor de bolsa neoyorquino Jordan Belfort. A mediados de los años 80, era un joven honrado que perseguía el sueño americano, pero pronto en la agencia de valores aprendió que lo más importante no era hacer ganar a sus clientes, sino ser ambicioso y ganar una buena comisión. Su enorme éxito y fortuna le valió el mote de “El lobo de Wall Street”. Dinero. Poder. Mujeres. Drogas. Las tentaciones abundaban y el temor a la ley era irrelevante.

Es importante mencionar que las cinco películas de esta lista podrían estar situadas en cualquier de los cinco puestos. Son cinco maravillas, cinco obras de arte, cinco futuros clásicos cinematográficos.

Advertisements
Anuncios

Tagged: