Es muy común que los cineastas se inspiren en logros o elementos científicos para realizar todo tipo de historias, algunas muy fieles a los mismos, otras auténticamente disprartadas. Lo que quizá muchos no saben, es que algunos logros y descubrimientos científicos se han inspirados en elementos cinematográficos de los más diversos tipos. El día de hoy, veremos cinco ejemplos de estos casos en que los hombres de ciencia no han tenído empacho en mostrar su afición.

El Principio McFly: El fìsico teòrico Igor Dmitriyevich Novikov elaborò el llamado Principio de auto-consistencia temporal, que aseguraba que el tiempo tendía a autocorregirse, por lo que las paradojas de viajeros en el tiempo eran imposibles. En respuesta, su compatriota Serguei Krasnikov consideró que las paradojas temporales eran posibles, pero crearían líneas temporales alternas, que serían independientes de la línea temporal principal. El científico llamó a su teoría el Principio McFly, en honor al personaje de Volver al Futuro.

Predatoroops: Científicos del São Paulo’s Instituto Butantan pmposibles. descubrieron un nuevo genus de arañas, cuyo rostro encontraron muy similar al Depredador de la reconocida cinta. De hecho, nombraron las diferentes especies que encontraron de acuerdo a los diversos personajes y elementos de la película.

La Estrella de la Muerte: Si bien el satélite Mimas, de Saturno, habìa sido descubierto desde hace algunos años, recientes imàgenes han mostrado que poseé un enorme crater que ocupa una buena parte de su superficie.Los científicos no dejaron de notar la similitud, por lo que fue bautizada informalmente como la Estrella de la Muerte.

Síndrome de Peter Pan: Si bien el personaje existía antes de la versión cinematográfica de Disney, el psicólogo Dan Kiley se basó en esa cinta paa elaborar un perfil psicológico, de personas – aunque es más frecuente en los hombres – que se rehusan a crecer, evadiendo todas las responsabilidades de la vida adulta.

Kriptonita: Si bien esta substancia formaba parte del mito de Superman desde muchos años antes, es hasta la tercera cinta de la trilogía que se le dio una composición física. Cuando científicos del Museo de Historia Natural de Londres encotnraron un mineral casi idéntico, decidieron bautizarlo así, a pesar de que, físicamente, no se le parece en nada.

Advertisements
Anuncios
Tagged: