El cine es una industria capaz de crear fantasías, pero muchas de ellas están basadas en personas o lugares reales. Muchos de ellos se han vuelto tan icónicos, que comienzan a atraer a literalmente miles de personas para conocerlos. En esta ocasión, mencionaremos cinco lugares alrededor del mundo que, gracias a haber formado parte de una cinta, se han convertido en imanes para el turismo.

  • Isla de Khao Phing Kan: Durante años, fue un punto desierto y desconocido de Tailandia, hasta que se grabara ahí El Hombre del Revolver de Oro,  lo que hizo que se le conociera como La Isla Bond. Desafortunadamente, los turistas no pueden ver la casa original, pues ésta se construyó en los Estudios Pinewood, en Londres.
  • Timberline Lodge: Este hotel fue utilizado como locación para la famosa cinta El Resplandor, como el hotel Overlook. De hecho, el lugar se anuncia aún como El hotel de El Resplandor.
  • Carazo: Esta municipalidad de Burgos fue usada para la escena del cementerio de El Bueno, El Malo y el Feo, y el pueblo decidió conservar la escenografía, y es la principal atracción turística de la zona.
  • Castillo Doune: Situado en Escocia, fue la principal locación de la cinta El Santo Grial de Monty Python, lo que le ha traido una gran cantidad de turismo. Aunque la autoridad escocesa deplora un poco que la gente lo busque por la cinta, no puede negar el impulso que le ha dado.
  • Valle de Hinuera: Actualmente conocido como La Comarca, este lugar se volvió célebre tras de que se conservaran las locaciones de  El Señor de los Anillos.
Advertisements
Anuncios
Tagged: