Cinco motivos por los que Space Jam 2 no debería existir

| |

En este 2016 se cumplen 20 años desde que se estrenó la película Space Jam, protagonizada por Michael Jordan y los Looney Toones, teniendo como base de la historia, un Jordan retirado y unos Looney Toones en peligro de volverse esclavos y perder su divertida esencia.

La mera idea de combinar a Jordan y los Looney Toones lucía por demás atractiva y por supuesto que se vio reflejado en la taquilla, y aunque la crítica especializada opina que no es una gran película, los que la vieron y pagaron por ello dicen lo contrario.

Ahora, se dice mucho respecto a una secuela de dicha película, donde el protagonista sería LeBron James acompañando a Bugs Bunny y compañía, algo que no todos tomaron de la mejor manera, siendo al parecer Justin Lin (Star Trek BeyondFast and Furious 3, 4, 5 y 6) el nombrado para ser director y guionista de esta secuela, lo que hace pensar que habrá mucha acción.

¿Pero es una buena idea? Aquí cinco motivos para pensar

1.- James no es Jordan

Tomado de NBA 2K15: Michael Jordan vs Lebron James
Tomado de NBA 2K15: Michael Jordan vs Lebron James

Y es quizás lo que más enfada a quienes protestan por una secuela, cuando Jordan participó en Space Jam en 1996, había una atmósfera muy distinta a su alrededor: recordando que venía de su primer retiro, que en la película misma se hizo mención a tal hecho lo que le dio mas realismo al asunto sin importar que hubiera dibujos animados, Jordan venía de ser tres veces campeón con los Bulls de Chicago y volvía para hacer historia nuevamente. James por su parte, tiene unos números impresionantes sí, pero en una era donde el basketball dejó de ser tan físico, donde hay evidencia de lo mucho que los árbitros lo han favorecido y sobre todo, donde aflora que no es un líder como lo fue Jordan. La NBA busca desde hace mucho una imagen, un ídolo, alguien que llene el vacío que dejó Jordan en su momento, y eligieron a LeBron.

2.- La historia hizo grande a la película

mj-wallpaper-jypcom-7

Nuevamente tomemos como referencia 1996, Jordan en el retiro tras la muerte de su padre, decide jugar al baseball, lo cual se plasmó en la película desde las primeras escenas donde un Jordan en su infancia platica con su padre, quien le manifiesta que sería bueno que en algún momento se probara en el baseball, lo que sucedió en la realidad y en la película incluso se ve, como en la realidad. A la gente no le importaba si Jordan era un muy mal beisbolista, lo querían y lo aplaudían, llenaban estadios y compraban camisetas, solo por ser él.

Y ya en es aspecto de historia cinematográfica, de no ser por Bugs y sus amigos, Jordan no hubiera recapacitado para volver a jugar basketball y ser nuevamente campeón 3 veces seguidas otra vez con los Bulls.

Es decir, la realidad se adaptó a una historia de caricatura haciendo un amalgama perfecto, Jordan fue Jordan todo el tiempo, no tuvo que actuar.

No hay forma de que James tenga una historia similar que pueda hacer que el público se sienta identificado con él, ni mucho menos hay tras él una historia como la vida misma de Jordan.

3.- Los villanos

Cortesía de http://villains.wikia.com/wiki/The_Monstars
Cortesía de http://villains.wikia.com/wiki/The_Monstars

Ninguna historia es la misma sin los villanos, aquí, 5 pequeños individuos roban las habilidades de grandes jugadores de la NBA para hacer frente a la escuadra de Bugs y sus amigos que precisamente, al ver sus condiciones físicas los retaron a un juego de basketball pensando que no tendrían problemas.

Larry Johnson, Mugsy Bogues, Charles Barkley, Patrick Ewing y Shawn Bradley fueron las víctimas de esos simpáticos villanos, que al final, no eran malos, solo querían sentirse aceptados y tenían miedo del señor Swackhammer pues este era más grande que ellos; la historia básica de lo que hoy conocemos como bullying, villanos que al final, insisto, sólo querían sentirse parte de algo y lo lograron siendo parte del mundo de los Looney Toones mientras que el verdadero malo fue regresado a la Montaña Tontolandia.

4.- Los tenis

Air Jordan XI

Una de las cosas maravillosas en los años 90's eran precisamente los tenis para jugar basketball, los aficionados esperaban año tras año el nuevo modelo de su ídolo, en este caso, los Air Jordan XI son considerados los mejores tenis que ha habido para jugar, y son con esos con los que se grabó la película, incluso todavía se les conoce como los tenis de la película, los de Bugs Bunny o los de Space Jam.

Hoy ya no es igual, James cambia modelo a cada rato, y si, son los mejores tenis hoy por hoy en cuanto a tecnología e imagen, pero precisamente esos cambios tan rápidos hacen que no valgan lo mismo que los Air Jordan XI, los de Space Jam.

5.- Segundas partes no siempre son buenas

LeBron James vs. Michael Jordan

Muy pocas películas han contado con buenas secuelas, y no hay un solo elemento que indique que Space Jam 2 sería la excepción, recordemos que en la primera, también participaron actores como Bill Murray, Wayne Knight, y leyendas del baloncesto como Larry Bird, Patrick Ewing, Charles Barkley, hoy por hoy, en esta época, los grandes jugadores son estrellas, pero no leyendas, aún no, por ello no hay ni siquiera un punto de comparación entre el hoy y el ayer, y lo único en lo que es superado ese 1996, es en la tecnología de efectos visuales que hacen que una película mala sea lo suficientemente comercial para recuperar la inversión hecha.

Así que, un Space Jam 2 con James, no es garantía de que esté siquiera al nivel de la primer película con Jordan de protagonista.