Cualquier competencia cuya decisión dependa de puntos de vista subjetivos, y más si se trata de arte, se verá sujeta a discrepancias y polémica, y obviamente, el Oscar no es la excepción.
Sin embargo, en algunos años, ha habido algunas cintas en las que el público y otros críticos han estado de acuerdo en que debieron de haber ganado, aunque en algunos casos fueron nominados sin llevarse le estatuilla, o ni siquiera entraon en las ternas, para desilusión de muchos de sus seguidores.
A continuación, les dejamos una lista de estas «grandes perdedoras»,que a estas alturas, se han convertido en clàsicos por derecho propio, incluso superando en popularidad a las ganadoras de los respectivos años.

Stand by Me

Adaptación de una historia de Stephen King, y que de hecho se aleja mucho del estilo del escritor, fue una verdadera sorpresa, generando un cìrculo de culto que se mantiene hasta nuestros días.

Rebelde Sin Causa

Una de las cintas que literalmente marcó la década de los cincuentas, y que convirtió a James Dean en una leyenda. Curiosamente, este actor recibiría un Oscar póstumo tiempo después.

El Profesional

Se dice que esta cinta quedó fuera de las posibilidades por ser una cinta demasiado controvertida, pues muchos aseguran que la imagen de Mathilda está muy sexualizada. Aquí vimos el debut de la joven Natalie Portman.

Psicosis

Una de las cintas màs reconocidas de la cinematografia mundial, y considerada por muchos como la obra maestra de Hitchcock, y que muchas personas consideraron merecía la estatuilla.

El Resplandor

Esta cinta fue muy particular en cuanto a los premios Òscares, pues muchos no sólo la calificaban como la mejor película, sino que muchos juraban que Nicholson tenía ya la estatuilla al mejor actor.

Advertisements
Anuncios

Tagged: