David F. Sandberg saltó a la fama después del enorme éxito de su cortometraje de terror Lights out, que dio pie a una película del mismo nombre producida por James Wan. tanto antes como después de dicho corto hizo otros, así como también dirigió la serie documental Earth Savers. Después de su primera película hizo Annabelle: Creation. Todo esto le valió para situarse como director de Shazam, la nueva película del Universo Cinematográfico de DC.

Ninguna de los proyectos cinematográficos que estrenó hasta el momento fueron superproducciones, pero este nuevo sí que lo es. Por eso, durante una reciente entrevista, ComicBook.com le preguntó cómo es hacer dicha transición.

«Es todo un maratón, es mucho trabajo. Es una forma muy diferente de trabajar, porque hay que hacer mucha preproducción, planear todo con meses de anticipación. Así que, cuando estás filmando, no siempre es tan divertido como filmar una película pequeña.

«Por ejemplo hoy estamos haciendo una pequeña grabación, pero con una unidad, pantalla azul, CGI, y hay muchas cosas de las que hay que estar al tanto. Así que la filmación no siempre es divertida. Pero el resultado del proyecto es mucho más asombroso cuando dispones de todos estos recursos.

«Filmamos durante el día y la segunda unidad lo hace por la noche. Yo intento estar en el trabajo la mayor cantidad de tiempo posible por lo que no estoy durmiendo mucho. Pero estamos haciendo cosas geniales«.

Es importante señalar que a pesar de todo lo que supone un proyecto como este, no ha salido a la luz ningún informe sobre que hayan tenido algún tipo de problema. Esto es de agradecer dado que cuando hay problemas, si bien el resultado del proyecto puede ser bueno igualmente, siempre es más complicado. Pero en este caso parece que no. Parece que todo ha ido bien, aunque es de supner que sí hubo inconvenientes.

Más información

Para intentar saber un poco cómo será la dirección de esta nueva película, hagamos un repaso a las primeras dos que esrenó.

Lights Out

Hace tiempo que Rebecca se fue de casa. La joven estaba convencida de haber dejado atrás sus miedos de la infancia, al fin y al cabo, ¿qué niño no ha temido la oscuridad y lo que en ella puede ocultarse? Pero ahora, su hermano pequeño Martin está experimentando los mismos escalofriantes sucesos que casi le hicieron perder la cordura a ella. Ambos ven amenazada su seguridad al ser perseguidos por una extraña y peligrosa criatura que solo aparece cuando reinan las sombras. Sin embargo, Rebecca está decidida a hacer frente al peligro y descubrir así la realidad que se oculta detrás de los aterradores incidentes.

Annabelle: Creation

Década de los 50. Algunos años después de que Samuel Mullins (Anthony LaPaglia), un fabricante de muñecas, y su mujer Esther (Miranda Otto) perdieran a su hija de siete años en un dramático accidente de coche, el matrimonio decide convertir su hogar en un orfanato. En su casa en mitad del campo, Samuel y Esther acogen a la hermana Charlotte (Stephanie Stigman) y a varias niñas huérfanas procedentes de un orfanato que acaba de ser clausurado. Muy pronto, una de las niñas desencadenará involuntariamente la fuerza maligna que posee una misteriosa muñeca y se convertirán en el blanco de esta diabólica criatura de nombre Annabelle.

Cabe mencionar como curiosidad también que esta es la primera película del cineasta fuera del género de terror. Respecto a su futuro, mucho dependerá del éxito de la misma, pero todavía no tiene un nuevo proyecto confirmado, lo cual es lógico si está completamente centrado en este.

Advertisements
Anuncios

Tagged: