Como hacer harapos convincentes para cine

| |

Cuando se trata de hacer harapos, incluso empresas profesionales recurren a trucos algo burdos, y poco convincentes, como el dar algunos tijeretazos y colocar algunas manchas de carbón o pintura de zapatos. Si queremos realmente darle unos toques de realismo a unos harapos, existen algunos trucos muy sencillos, con los que lograrás el efecto que quieres.

Toma un rallador de queso, y la prenda que quieras convertir en harapos. Coloca el cuello, mangas o valencianas sobre una superficie dura, de preferencia madera burda, y tállalos varias veces, hasta que la superficie de desgaste y deshilache. En caso de que quieras un mejor efecto, da algunas pasadas más leves en codos y rodillas.

Prepara dos jarras de café bien cargado, y vierte una de ellas en una palangana de agua, hasta que adquiera un color claro. Toma una prenda blanca - previamente tratada con el rallador, y sumérgela en la mezcla hasta que adquiera un color uniforme. Después, toma la jarra sin diluir, y aplícala en las orillas de la misma, cerca del cuello, y en los faldones, hasta que se formen manchas más obscuras. Enjuágala con agua fría, sin tallar o lavar, y déjala secar.

Con este tratamiento, tendrás prendas que realmente lucirán viejas, sucias y gastadas, lo que te garantizará el efecto que buscas.