Como hacer lava artificial

| |

Puedes tener tu propia lava en casa
Puedes tener tu propia lava en casa

Uno de los efectos más espectaculares en el cine, es el uso de lava. En la actualidad, casi todo se puede lograr por medio de CGI, pero en los viejos tiempos - y en nuestro caso, para los que no tienen un presupuesto hollywoodense - existe una forma que, si bien es un poco complicada, es más simple que los métodos de gran presupuesto, y puede resultar igual de interesante.

Primeramente, prepara un poco de engrudo, que obtienes mezclando unos 100 gramos de harina con agua, poniéndola a hervir a fuego suave, agitándola para que no se formen grumos, y agregándole unas cucharadas de vinagre en cuanto suelte el hervor. Una vez que esté listo, ponle unas cucharadas de polvo de carbón o café en polvo, pero en ese segundo caso, trata de que no se disuelva, sino que queden manchones irregulares de color en toda la superficie.

Mientras tanto, consigue un refractario o algún otro recipiente de cristal o plástico, pero lo importante es que sea transparente, y lo más plano que se pueda. Coloca el engrudo, tratando de que no quede uniforme, sino que haya algunos lugares con más material que los otros. En la parte de abajo de la charola, pon un foco o cualquier otra fuente de luz roja, de modo que alcance a traspasar la masa. El carbón o café le dará el tono irregular propio de la lava.

Si le quieres agregar realismo, introduce un popote o manguera de plástico, y sopla ligeramente, de modo que se produzcan burbujas. El efecto requiere mucha habilidad de cámara, pues en esa superficie tan pequeña, debes de crear la ilusión de una gran superficie.

Y recuerda, si el recipiente es de plástico, no acerques el foco demasiado, pues el calor puede fundirlo, lo que causará un verdadero problema.