Lena Headey está en boca de todo el mundo desde hace años debido a su magnífico trabajo en Juego de Tronos. Aunque lo cierto es que ha hecho muchas más cosas tanto antes como durante como seguirá haciendo después de que acabe esta serie tanto en cine como en televisión. Pero quizá no tanto como si hubiera aceptado acostarse con Harvey Weinstein. Porque no, ella nunca aceptó pasar por eso para triunfar.

Así mismo lo ha explicado la propia actriz durante una entrevista en el Sunday Times:

«Cuando se descubrió lo que había estado haciendo, a una escala mucho mayor de lo que sabía, empecé a pensar: ‘Quizás no acostarme con él tuvo impactó en una década de mi vida laboral’. Porque había hecho dos trabajos para Miramax (productora de Weistein) antes de esos incidentes, y después no hubo nada«.

Estas recientes palabras de Headey nos recuerdan las que dedicó a este mismo tema en 2017 cuando compartió su experiencia en Twitter después de todo saliera a la luz.

«No tardó en insinuarse después de conocernos. Yo al principio me lo tomé como una broma: ‘¡Sería como besar a mi padre!’. Tiempo después volvimos a coindicir y quiso llevarme a su habitación en el hotel con la excusa de darme un guion. Todo el camino desde el ascensor hasta la habitación lo hicimos con él agarrándome la mano. No pudo abrir la puerta de la habitación así que me llevó de regreso al aparcamiento. Pagó por mi coche y me susurró: ‘No le cuentes a nadie lo que ha pasado, ni a tu manager, ni a tu agente’. Me subí al coche y lloré«.

Afortunadamente, Headey no necesitará de los favores de Weinstein para continuar triunfando con su carrera. De hecho, pronto estrenará en los cines su nueva película, Fighting With My Familyla película que narra la vida de Paige, la Superestrella de WWE, que está recibiendo magníficas críticas tras su premiere.

La familia Knight lleva trabajando durante décadas en el circuito de lucha libre profesional de su pequeña localidad en Inglaterra. Ricky (Nick Frost) y Julia (Lena Headey) son el padre y la madre de esta familia, a cuyos hijos, Raya (Florence Pugh) y Zak (Jack Lowden), han criado para que sigan sus pasos. Las vidas de todos ellos se centran en la lucha libre, participando en combates de poca monta. Después de años de muchos intentos, Raya y Zak son invitados a una audición para la WWE (World Wrestling Entertainment) en Londres. Esta será una oportunidad que no deberán desaprovechar, a pesar de la mano dura de Hutch (Vince Vaughn), su entrenador, y del conflicto que se producirá entre los dos hermanos por ver cuál de ellos se clasifica.

¿Por qué ningún estudio quiso la película sobre Paige, la Superestrella de WWE?

Más información

Además, tiene otras películas en diferentes situaciones, como The Flood, que está en postproducción y tiene previsto su estreno en este 2019.

Un duro oficial de inmigración tiene que decidir el destino de un peligroso hombre que busca asilo en el país.

También Gunpowder Milkshake, que está en preproducción y se estrenará en 2020.

Película descrita como una historia sobre una familia de asesinos que atraviesa múltiples generaciones, con Karen Gillan como la protagonista central de la trama.

Y Crooks, que está también en preproducción y no tiene fecha de estreno en este momento.

Esto teniendo en cuenta que dentro de unos meses estrenará la octava y última temporada de Juego de Tronos, que promete ser la mejor.

Tagged: