Ciertamente la vida de los famosos, hablando en concreto de las estrellas de cine, no debe de ser muy fácil (es broma). En serio, en algunos casos tiene que ser agotador conseguir contentar a todos los seguidores, poniendo como ejemplo una sesión de fotos, o eventos similares. Pero el caso cambia cuando es la propia estrella cuando incita la atención de los demás.

Este es el caso que nos ocupa. Y es que Simon Pegg (Zombies Party, 2004 – Star Trek Beyond, 2016) ha protagonizado recientemente una curiosa historia que incomprensiblemente involucra a su pene y un montón de seguidores chinos. Y, por supuesto, las redes sociales.

El actor británico publicó una fotografía en Internet de la tarta, con forma de cerebro, con la que iba a celebrar Halloween. Entonces, muchos seguidores comenzaron a publicar sus propias creaciones, siendo la mayoría partes del cuerpo humano en forma de dulces. Para animar un poco la sesión, Simon Pegg desafió a sus seguidores afirmando que si conseguía un millón de seguidores en la famosa red social china Weibo, publicaría también una fotografía suyo desnudo totalmente.

Como no podía ser de otra forma, los internautas comenzaron a pulsar el botón para seguir al actor, alcanzando pronto la cifra. Sin embargo, el británico no cumplió con el reto, ya que entonces publicó una fotografía de un muñeco. Que sí, totalmente desnudo, pero no es la fotografía que querían los seguidores.

De esta forma, el magnifico Simon Pegg no sólo fue tildado de mentiroso (entre otras cosas no tan simpáticas), sino que también perdió la cifra de 40.000 seguidores en esta importante red social, lo cual seguramente no es una gran pérdida ya que tendrá millones y millones, pero no cabe duda de que es una historia bastante curiosa. Es importante también mencionar que no cualquiera es capaz de «trollear» a tantas personas con un simple comentario y una simple fotografía.

Advertisements
Anuncios
Tagged: