https://upload.wikimedia.org/wikipedia/en/0/0d/Kung_Fury_Poster.png

¡Wow! Si hay algo con lo que deba empezar está crítica es con un ¡wow! Cuando se tiene más de 30 años y se vivió una gran parte de la niñez en los 80’s. Es satisfactorio encontrar otros degenerados nostálgicos por la época que vimos las mismas películas “chafas» y que aún así, sobrevivimos hasta el lejano 2015 sin patinetas voladoras o ropa autoajustable.

«Kung Furia» (Kung Fury, 2015), más que un corto o un medio metraje, es un metraje completo, solo que por la baja calidad del medio en que lo estamos viendo (quizas una betamax), nos hemos perdido de una gran parte de la cinta, que tampoco es que vaya a afectar mucho la historia. Ésta película es un homenaje a lo peor de esa década, pero al mismo tiempo lo mejor de haber sido un «irredento» a lo que en el cine se maquilaba. Nosotros, los ancianos que comenzamos a poder ver «pelis» en casa queríamos historias y “los gringos” satisfacían nuestro apetito sin importarles la calidad de su producto con títulos como: “ninja americano”, “el vengador anónimo”, “cobra”, “contacto sangriento”, “perdido en acción” y un largo etc. Si el cine de terror vivió un cénit en los ochenta gracias a la progresión de efectos especiales y las secuelas, el cine de acción nos dio en esa misma década a los mejores y más grandes artemarcialistas, heroes y antiheroes que el cine patriotero «yanqui» haya conocido .

«Kung Fury» es como regresar durante 30 minutos al pasado y disfrutar una cinta de acción de la época. Tiene un conflicto absurdo, karate (Kung-fu), mezclillas ajustadas, un protagonista con un conflicto interno (con una característica física notable), un gran soundtrack (heavymetalero y de 8 bits), computadoras asesinas, hackers, nazis, dinosaurios, vikingos, gráficas futuristas y hasta animación tradicional con el éstilo de «filmation». ¡Puf! Sin duda de lo mejor que hay en Crowdfunding y debemos agradecer a los más de 17,000 personas que lo hicieron posible más sus productores directos involucrados. (Gracias también por Iron Sky, 2012).

La cinta cuenta con reminiscencias directas a la decada de 1980 y a todo lo que el cine de acción representó y como lo veíamos, además y sin mención alguna se convierte de poco en un tributo a la productora más representativa de esa década: “Cannon Films”, que durante su corta vida dió nacimiento al legendario Chuck Norris, al malencarado Charles Bronson, al impronunciable Arnold Schwarzenegger, el revivido Sylvester Stallone e incluso al elástico Jean Claude Van Damme. Lo simpático en si mismo, no es ver nadamás la historia, sino en como los de esa época revivir una renta con el insufrible videocassette y «detalles» que nos serán tremendamente familiares a los que todavía tenemos una colección en VHS y BETA.

Contarles la historia no vale la pena, porque tampoco lo valía en la época para éste género y además porque cualquier detalle echaría a perder la obra. Siéntense frente a su computadora y disfruten de una película que los hará reirse de algo que no vivieron y para los que lo hicimos reírnos de nosotros mismos. ¿Es Buena? ¡Si!, la película es buena, pero buena como fueron las maquinitas (kung-fu, final fight, double dragon, tron, bad dudes y hasta robocop). Buena como la pepsi que todavía vendía más que la Coca en USA, buena como los WALKMAN, los “CONVERSE”, los peinados con «Crepe», Duran Duran, Michael Jackson y Madonna.

¿No te gustan los 80? Tómala como el más puro humor involuntario y simplemente ríete de los que estuvimos ahí. Y cuando conozcas las obras originales que he citado verás que la acción si, si era así de vergonzosa. Mi calificación 9 (****1/2 estrellas de 5)

Aquí la película completa.

Acá el tema principal con Mr. David Hasselhoff

Y para los que queremos cantar el tema principal en Karaoke. ¡Si! ¡Action!

Advertisements
Anuncios

Tagged: