Critica: La postura del hijo, una madre controladora, un hijo dependiente un asesinato imprudencial

| |

Bajo el marco de la muestra internacional de cine de la Cineteca Nacional se exhibe una película que gano el Oso de oro del jurado del festival de cine de Berlín La Berlinale, una cinta rumana que plasma la relación madre e hijo y un asesinato imprudencial.

Con una narrativa muy lenta y sin muchos altos en su guión la película nos retrata la relación de una madre Kornelia Keneres y su hijo de 32 años Barbu quien manejando en una autopista en las afueras de la ciudad a 110km por hora atropella a un niño de 13 años matándolo imprudencialmente causando una tragedia tanto en la familia del chico y la propia. Pero la muerte del adolescente sólo es la punta del iceberg de sus problemas trayendo a flote las deficiencias de una relación por demás dañada y desgastada y mostrando las grietas matrimoniales de Barbu por su constante indecisión acerca de tener hijos.

La lectura se torna un poco lenta y algunos planos son muy largos con diálogos sostenidos que hacen que la historia parezca que no avanza del todo, sin embargo la historia tiene muchas fortalezas dentro de su guión como los esfuerzos de una madre sobreprotectora que trata de salvar a su hijo de las consecuencias que el no quiere enfrentar. Tocar estos temas familiares pueden volver a una historia un tanto sentimental llevándola a los bordes del intimismo, pero, es un drama acerca de como una familia liderada por una madre desesperada trata evitarle el mayor sufrimiento posible a su hijo por medio del trafico de influencias con algunos amigos políticos corruptos, el filme saca a flote la corrupción dentro del sistema judicial de la Rumanía actual por el juego de poder de la alta sociedad de donde pertenece la familia de Barbu. Este juego de poder exacerba al hijo pero al mismo tiempo necesita la ayuda de su madre, este es un segundo dialogo que se encuentra dentro del guión, el rechazo pero a la vez la necesidad de ayuda por parte de los padres.

Una película poderosa con muy buenas actuaciones, reflejo de las relaciones familiares y sus fisuras a causa de una doble moral intrínseca en la sociedad, inclusive dentro del mismo núcleo familiar, ya que, ambas situaciones tanto de la familia del victimario y la victima son criticas. Por un lado la familia que pierde a un adolescente asesinado imprudencialmente por un desconocido, un joven adulto que no está acostumbrado a hacer frente a sus problemas por una madre que siempre saca a flote el barco por el, pero que al mismo tiempo siente la asfixia de su constante asedio maternal.

El filme aterriza el proceso de reconocimiento de la responsabilidad que plantea en su génesis, pero, que dan algunos cabos sueltos en el guión que a mi gusto no se aclararon y que sin embargo dentro del guión se realizo un importante énfasis en su lectura.