Now you see me, Corazón films
Now you see me, Corazón films

Antes de comenzar la crítica de este filme les quiero pedir que mientras la lean piensen en un número del 1 al 10 y al final de esta aportación adivinaré que número pensaron.

Cinco magos, un empresario, un detractor y dos agentes policíacos conforman este proyecto que genera bastante expectativa. Con un cast multiestelar Los ilusionistas aparece en las pantallas al sonido de Abra Kadabra.

Morgan  Freeman, Michael Caine, Isla Fisher, Jesse Eisenberg, Mark Ruffalo toman el mando del show para hacernos creer lo que ellos quieren que creamos, mientras más nos acerquemos menos podremos ver, la cuestión es mirar el cuadro completo para poner atención a los detalles.

Magos con diferentes dones en la ciudad de Nueva York son citados por medio de una misteriosa tarjeta de Tarot con una dirección, la cita para una misión muy importante en la cual un año después se ponen a trabajar. Con el encargo entre manos y show de magia vistosos, estos ilusionistas desfalcarán a un banco en Francia desde la ciudad de Las Vegas cometiendo uno de las más grandes robos de la historia, patrocinados por Industrias Tressler y su benefactor/director Arthur Tressler(Micheal Caine) hacen robos colosales con una aparente buena intención de por medio, regalar el dinero entre sus asistentes. Pero nada es lo que parece en este mundo de ilusión, lo que puede ser una buena intención se puede convertir en algo más que eso y tener un trasfondo místico y de venganza.

Los ilusionistas, Corazon Films
Los ilusionistas, Corazon Films

Plagada de flash, luces, show y efectos especiales el filme recurre a  una premisa de un robo millonario en la tradición de Ocean´s 11, combinándolo con El gran truco de Christopher Nolan y con el nombre-pero en plural- de El ilusionista con Edward Norton. ¿Les gusta el mix? Con un preludio prometedor la historia parece ir bien, buenos trucos, buen ritmo de la trama, misterio, emoción y asombro embargan la sala de cine, y lo que parecía ser una buena intención dentro del plot de la historia  después de la mitad cambia totalmente, escarbando y dando pincelados de misticismo y conflictos personales que no cuajan del todo en el guión. El afán del director por brindar un trabajo -que como sus personajes- utiliza la distracción para no fijarnos en las lagunas del guión que no alcanza a rellenar con la belleza de Fisher, el humor de Woody Harrelson junto con el dueto de actuaciones de Freeman-Caine, lo que pudo ser un gran filme inteligente terminó siendo una historia sin trasfondo importante ni profundidad en la historia.

Los personajes no tienen contexto ms que conflictos amorosos de los cuales no nos dan mayor detalle, estos motivos o alicientes de los mismos no se ven descubiertos hasta el final de la historia, no terminando de plasmar las ideas que en un principio se habían planteado. Los giros de la trama pudieron ser buenos-pintaban para ello- pero se vieron eclipsados por ideales que al final de cuentas fueron huecos y sin más imaginación, pareciera que el objetivo se reducía a ganar un algodón de azúcar por atinar al blanco después de tanto esfuerzo en generar el  twist de las ideas principales.

Sobre las actuaciones no tengo que decir nada, son personajes sin más trasfondo que su oficio mágico, Eisenberg actúa como en todas las películas, mandón, neurótico y hasta a veces  llega ser un poco goofy, Fisher no me da mucho parámetro de donde calificarla pero me quedo con su papel en Bachelorette (Cómo impedir una boda) al lado de Kirsten Dunst-quien la opaca terriblemente-, Woody Harrelson a pesar que sobresale con sus gags no logra levantar el ánimo de la película y la mancuerna Morgan/Michael  parece que se la llevan sencilla, es como poner a David Beckham a jugar un partido callejero con sus fans en la calle trasera del vecindario.

Los ilusionistas, Corazón Films
Los ilusionistas, Corazón Films

Tengo que aceptar que el final no es predecible, pero si decepcionante para lo que empezó como una gran historia de magos terminando como un examen raro y elaborado para entrar a Omega- Beta- Zeta en Harvard (una sociedad secreta).

Los ilusionistas es un filme sin mayor pretensión –espero no crear una mala interpretación– es entretenida, divertida e ingeniosa en algunas partes, la trama pudo haber sido mucho más compleja e inteligente causando hasta un mejor resultado en el público con su giro de tuerca tipo Misión imposible, pero se quedo en el mero intento de satisfacer esa expectativa del público.

Y les  aseguro que se les olvido pensar en el numero del 1 al 10 por leer la nota de un critico de cine que sólo los quiso entretener con un desviceramiento técnico del fime para que no pensaran en el dichoso dígito. Como dijo Jesse Eisenberg «Siempre hay que ser el chico más listo del cuarto»

Advertisements
Anuncios

Tagged: