Crítica: Maléfica (Maleficent) – La psicología de un cuento de hadas

Compartir es bueno
Share on facebook
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on whatsapp
Anuncio

Había una vez un cuento de hadas de la tradición oral que en 1957 Walt Disney convirtió en una película animada que conmovió corazones y construyó muchos sueños. La Bella Durmiente  marcó a varias generaciones, pero en 2014, Walt Disney Pictures con Maleficent, protagonizada por Angelina Jolie, nos contó la verdad sobre dicha historia.

La historia intenta narrar el por qué de la mentalidad de una de las villanas más populares de los clásicos de Disney, una mentalidad difícil de entender desde la perspectiva de la princesa Aurora, pero quizá algo predecible desde el lado “oscuro”; que  Linda Woolverton y Charles Perrault.

La película es un tierno juego emocional entre el amor y odio de de la princesa Aurora y su némesis, vivido entre el amargo deseo de venganza por un triste pasado y un intenso apego afectivo que quizá te haga salir de la sala con emociones encontradas o algunas lágrimas.

No podemos dejar de ver una muy buena actuación de Angelina Jolie, bastante diferente a lo que ella suele ofrecer o nos tiene acostumbrados a ver. Nos hace pensar que disfrutó en todo momento encarnar a tan interesante personaje que tiempo atrás protagonizó alguna de sus pesadillas. En resumen, Maléfica le queda “como anillo al dedo” a la esposa de Brat Pitt. Juno Temple, Lesley Manville  e Imelda Staunton hacen un buen papel al encarnar a las hadas protectoras de la princesa Aurora, encarnada por Elle Fanning en una actuación que era de esperarse.

La banda sonora fue bastante adecuada para que con tranquilidad se pueda asimilar el estado emocional de los personajes. Digna de un cuento de hadas. El tema “Once Upon a Dream” de Lana del Rey  se escucha muy diferente en los Trailers que en los Créditos, pues la historia cambia percepciones; en definitiva un excelente tema musical.

Lamentablemente al repasar algunos lugares del castillo o al ver a algunas de las extrañas criaturas fantásticas que viven en el reino de la protagonista, podemos encontrar muchas similitudes (quizá demasiadas) a personajes fantasiosos o lugares de otras películas. Se notó fuertemente la falta de creatividad en ese aspecto.

Maleficent cumplió con lo que se esperaba y nada más. Una buena cinta para ver este verano y el inicio de un posible intento por refrescar los clásicos que disfrutamos en nuestra infancia.

Comparte conmigo en twitter @eduardocanovela

Advertisements
Anuncios