Crítica: Una familia peligrosa, Buenos muchachos, buena familia

| |

 

 

 

Una familia peligrosa, Zima
Una familia peligrosa, Zima

Luc Besson director de El perfecto asesino nos trae una comedia sobre la mafia que realmente vale la pena ver. Robert De Niro, Michelle Pfeiffer encabezan Una familia peligrosa, historia que plantea las razones para ya no estar en el negocio, por herencia, por tradición o por gusto, pero esta familia les gusta lo que hacen.

Tenemos mafiosos famosos como:

Al Capone, Charlie "Lucky" Lucciano, Frank Costello y Giovanni Manzonni.

La historia que nos quiere mostrar Besson toma premisas de películas que ya conocemos como El padrino ubicando a la familia Manzonien alguna ciudad francesa bajo el programa de protección, ya que esta familia poco convencional están decididos a dejar los malos hábitos que han adquirido por el trabajo de la cabeza de su clan Giovanni Manzonni (Robert De Niro), su esposa Maggie Blake (Michelle Pfeiffer) se encuentra segura que esta vez será la definitiva podrán escapar de quien los persigue por querer dejar el negocio. Tratando de adaptarse a los nuevos vecinos franceses deben tomar diferentes nombres y darse a notar como una familia promedio; Manzoni al verse coartado de su libertad por no poder salir de su casa empieza a recapacitar y hacer una introspección de su vida hasta ese momento lo cual empieza a plasmar en un libro autobiográfico- sería como si Vito Corleone escribiera sus memorias- actividad que pone en peligro a mafiosos encubiertos en América. Roberto Stanfield (Tommy Lee Jones) su custodio y amigo encargado de salvaguardar su vida y la de la familia Manzoni empieza a preocuparse por el manuscrito que está escribiendo.

Con un estilo que solamente De Niro puede dar, La familia -Por su nombre en inglés tiene ese toque de humor negro- este filme es algo que si se puede ver, una comedia que tiene gags del género mafia en la tradición de Buenos Muchachos, aunque algunas veces los diálogos intentan forzar el ingreso de bromas que a mi gusto no son necesarias, sin embargo se disfrutan las peculiares habilidades de los Manzoni/Blake como hacer bombas, defensa personal o introducir la corrupción a la escuela secundaria. La historia hace referencia y se burla las historias de mafiosos mas famosas, también incluye algunos tintes de suspenso y acción- aclaro que no es el mejor trabajo de Luc Besson, sin embargo es divertido ver un trabajo tan suelto-. Michelle Pfeiffer a quien ya teníamos un rato sin ver en la pantalla alumbra la historia, cabe mencionar que esta pareja no la habíamos visto desde Stardust, donde también actuaron juntos.

Cabe mencionar que es la primera película que se filma con lentes anamórficos por parte de Besson desde la película estelarizada por Jean Reno y Natali Portman.

Filme muy divertido que hace pasar un buen rato.