Si hay una película por la cual se reconozca a Ingmar Bergman, esa es El séptimo sello (Det sjunde inseglet). Escrita y dirigida por el mítico director en 1957, ha quedado en la historia de la cinematografía mundial como referente indispensable de la cultura fílmica.

El silencio de Dios es el tópico principal, y le siguen el sentido de la vida, el miedo a la muerte, la importancia de la fe, en fin, la obra da para análisis desde diferentes aristas, pero aquí nos abocaremos a algo más modesto: hablar de las películas que hacen homenaje o parodian escenas donde interviene el personaje de La Muerte en El séptimo sello.

 

1- Amor y muerte: La última noche de Boris Grushenko

Boris Grushenko

En 1975, Woody Allen escribió, dirigió y actuó en una suerte de sátira de la literatura rusa. La comedia bufonesca se mezcla con el debate filosófico para hacer las delicias del espectador. Boris Grushenko, interpretado por Woody Allen, es un hombre apocado y cobarde que sólo en compañía de su prima Sonja, personificada por Diane Keaton, halla sosiego. Pero el respiro dura poco, pues debe unirse al ejército ruso en contra de Napoleón Bonaparte. Luego de salvarse de milagro, puede regresar a casa y cumplir su sueño de casarse con Sonja, mas ésta le tiene reservada una misión por demás peligrosa y a la que él no puede negarse: asesinar al emperador francés para acabar con la guerra. Justo en la escena final, encontramos el breve homenaje que Allen hace a El séptimo sello, cuando Boris Grushenko baila con La Muerte (Norman Rose), tal como sucede en la conclusión de la cinta del cineasta sueco.

 

2- El sentido de la vida

Sentido de la vid

La magnífica última película de los Monty Python, realizada en 1983, dirigida por Terry Jones, y escrita por el sexteto de genios del humor, presenta una serie de sketches donde se muestran las sucesivas etapas de la vida en busca de indagar el sentido de la existencia. Haciendo uso de la comedia musical, los Python con el humor corrosivo que los caracteriza, arremeten contra la política, el patriotismo, las clases sociales, las religiones y todo lo que se les ponga enfrente. La obra es demasiado compleja y merece que se le trate en una nota aparte; lo que en este momento nos interesa, es echar una mirada al homenaje y burla (que no son incompatibles) que hacen en el capítulo sobre la muerte, a El séptimo sello. Una cabaña en medio de la nada es visitada por La Muerte (John Cleese), los convivientes le invitan a entrar y participar de la velada sólo para terminar indignados con la noticia de que están muertos y deben abandonar sus posesiones y jactancias.

 

 

3- El alucinante viaje de Bill y Ted

Bill y Ted Bogus

En 1991 se produce la secuela de La magnífica aventura de Bill y Ted, ahora el director
Peter Hewitt nos cuenta las aventuras de los dos adolescentes Bill S. Preston (Alex Winter) y Ted «Theodore» Logan (Keanu Reeves) fanáticos del rock que viajan en el tiempo al interior de una cabina telefónica para aprender a tocar excelentemente la guitarra eléctrica y ganar un concurso de bandas. Sin embargo, replicas robóticas suyas son enviadas desde el futuro para matarlos y tomar sus lugares. Cuando se enfrentan a La Muerte (William Sadler), representada tal como aparece en El séptimo sello, hacen un trato para que no se los lleve: deben ganarle en un juego, como hiciera el caballero medieval al retarla a una partida de ajedrez para evitar que recogiese su alma. Aquí, sin embargo, es la muerte la que sale derrotada y termina no sólo concediéndoles su vida, sino ayudándoles a salvar a sus novias de las manos del dictador del futuro que dirigió su asesinato.

 

 

4- El último gran héroe

Last Action Hero

La película más interesante y mejor construida de la filmografía de Arnold Schwarzenegger. Comedia de acción de 1993 dirigida por John McTiernan, donde se cuenta la historia de Daniel “Danny” Madigan, un niño aficionado a la saga de acción de Jack Slater (Schwarzenegger) que tiene el privilegio de ver la secuela número cuatro de su héroe en la sala del cine, totalmente a solas. El dueño del cine, quien es su amigo, le regala además un boleto que supuestamente perteneció a Harry Houdini, y por lo tanto, es mágico. Luego de que el boleto le envíe al interior de la película, y haya participado en la aventuras de Slater, Danny debe volver al mundo real junto con su héroe para atrapar a Benedict, el villano de la película, quien se apropió del boleto encantado y ha salido a adueñarse del mundo. Pero no cuentan con que la puerta a quedado abierta y otros personajes del celuloide aprovechan para traspasar la pantalla. Uno de ellos, La Muerte (Ian McKellen), que sale de una escena de El séptimo sello y se dispone a tomar las almas de los hombres a su paso.

 

 

Si aún no conoces El séptimo sello, debes buscarla y si ya la has visto, dinos ¿qué te ha parecido esta lista de homenajes? ¿Sabías de las referencias?.

Advertisements
Anuncios

Tagged: