Cuatro películas de terror de los años 80 basadas en escalofriantes hechos reales

| | , , ,

Por sí solo, el género de terror puede llegar a ponerle los pelos de punta hasta al más incrédulo. Si a una buena película de género le sumamos el detalle de estar basada en hechos reales, las cosas se ponen serias. No podría haber nada más espeluznante y emocionante que la combinación de ambos elementos.

Por lo anterior, en Cine3 nos hemos dado a la tarea de investigar cuidadosamente aquellos largometrajes que albergan una escalofriante verdadera historia, a través de cuatro producciones de los años 80 inspiradas en hechos reales.

No olvides acompañarnos durante los siguientes días, pues revelaremos los hechos reales de películas de cada década posterior hasta llegar a la actualidad.

Para conocer cinco películas de terror de los años 70 basadas en acontecimientos verdaderos, te invitamos a dar clic acá.

Ahora, descubre la historia detrás de lo visto en la pantalla grande.

4 The Entity (1982)

La película: Carla Moran (Barbara Hershey) es una mujer que despierta una noche, después de haber sido golpeada y violada por una presencia. La mamá soltera cuenta aterrada lo sucedido, pero sus allegados creen que ha perdido la cabeza, por lo que acude a parapsicólogos para obtener ayuda. Estos a su vez, comienzan a documentar los sucesos y descubren que una fuerza espiritual maligna está detrás de los ataques. Pero… ¿lograrán atraparlo y detenerlo?

El filme de terror está dirigido por Sidney J. Furie, basado en la novela de Frank De Felitta, quien adaptó el guion de su propio material.

La historia detrás de la película: The Entity es una ficción basada en un acontecimiento verdadero del año 1974 en Culver City, California, en donde una mujer de nombre Doris Bither, aseguraba haber sido agredida física y sexualmente por una entidad. El caso fue indagado por los investigadores de lo paranormal, Kerry Gaynor y Barry Taff, quienes fueron testigos de objetos en movimiento en casa de Bither y una presencia humanoide. Lo suscitado fue capturado en fotografías, pero nunca intentaron atrapar al ente.

En los créditos del film, aparece una leyenda que dice lo siguiente:

La verdadera Carla Moran, vive hoy en Texas con sus hijos. Los ataques, aunque disminuyeron en frecuencia e intensidad… continúan.

Dato curioso: El hijo de Moran –en la vida real– describió haber sido testigo de un feroz ataque a su madre, en el que fue arrojada con fuerza, golpeándose la cabeza. Él trató de intervenir para ayudarla, pero fue arrojado de igual manera, resultando con un brazo fracturado.

3 Henry: Portrait of a Serial Killer (1986)

La película: El escalofriante relato dirigido por John McNaughton, sigue al asesino en serie Henry (Michael Rooker), en ocasiones ayudado a cometer crímenes por su compañero de habitación Otis (Tom Towles). Los asesinatos inician, posterior a la visita que reciben por parte de la hermana de este último. Henry no tiene ningún sentimiento de culpa o compasión en lo que hace y tampoco le gusta dejar en el camino a ningún testigo de lo ocurrido. Su modus operandi cambia conforme la víctima, a quien primero acosa y después ataca. Henry llegó a asesinar a más de un centenar de personas.

La historia detrás  de la película: el personaje interpretado por Hooker, se encuentra basado en la vida de Henry Lee Lucas, un asesino en serie estadounidense y el prototipo de psicópata sádico, que aseguró en algunos interrogatorios en los años ochenta, haber asesinado a poco más de 600 personas entre 1975 y 1983. En sus confesiones, culpó a su perturbadora infancia por haberse convertido en un asesino. El personaje interpretado por Towles, se basa en Ottis Toole, un pirómano, caníbal, asesino y… el mejor amigo de Henry. La cinta está basada mayormente no en los crímenes de Lucas, sino en sus confesiones a la policía, que se dice, fueron exageradas por el perpetrador. Finalmente, fue condenado por once asesinatos y sentenciado a pena de muerte. La condena fue reducida posteriormente a cadena perpetua por quien entonces gobernaba el estado de Texas, George W. Bush. Murió en su celda en 2001, a causa de un paro cardíaco.

Dato curioso: Las cuatro escenas de homicidio retratadas al inicio de la cinta, están inspiradas en delitos confesados por Lucas. Por lo que la semejanza entre los detalles de la secuencia y lo acontecido, dan paso a imágenes aterradoras.

2 Eaten Alive (1976)

La película: Dirigida por el buen Tobe Hooper, Eaten Alive sigue a Judd (Neville Brand), encargado del hotel Starlight, localizado en medio de los pantanos al este de Texas. El hombre posee una mentalidad singular: si un huésped lo hace enojar, lo lleva hacia el otro lado del hotel, en donde se encuentra un voraz caimán, al que alimenta con una carne muy especial.

La historia detrás de la película: Se basa en la historia real de Joe Ball de Elmendorf, Texas, también conocido como Bluebeard (Barba Azul), el Hombre Caimán o el Carnicero de Elmendorf. Después de la Ley Seca (finalizada en 1933) en Estados Unidos, abrió un bar en dicho pueblo, en el que construyó como fuente de entretenimiento, cun lago que contenía cinco cocodrilos e invitaba a la gente a observarlos. Poco después, se empezaron a reportar las extrañas desapariciones de jóvenes en la zona. Ball eventualmente confesó haber matado a 20 mujeres en los años treinta.

Dato curioso: Cuando Ball se convirtió en el principal sospechoso en conexión a los asesinatos, la policía llegó al área de los cocodrilos a investigar y arrestarlo, el 24 de septiembre de 1938, pero el hombre se pegó un tiro en la cabeza. Nunca pudo comprobarse si la carne encontrada en los animales, se trataba de restos humanos.

1 Child’s Play (1988)

La película: Cuando el asesino en serie Charles Lee Ray (Brad Dourif), es herido por oficiales de la policía, usa vudú para traslada su alma a un muñeco… Chucky. Poco sabía que el pequeño Andy (Alex Vincent), recibiría el muñeco como regalo de cumpleaños. Pero a las malas formas de Charles, nada las detendrá, y continuará con los homicidios como Chucky.

La historia detrás de la película: Mucho se ha dicho acerca de que Don Mancini basó su guion en el caso de una empleada doméstica que supuestamente puso una maldición vudú en el muñeco que regaló al pintor Robert Eugene Otto cuando este era un pequeño niño. Similar a los sucesos de la película de los años ochenta que tantas pesadillas nos provocó, el muñeco apodado ‘Robert’, ¡se convirtió en una amenaza que cobraba vida por las noches! Se dice que el muñeco, que actualmente permanece en un museo en Key West, Florida (lugar de nacimiento de Otto), embruja a todo aquél que se atreva a tomar una fotografía sin permiso. No sé ustedes, pero ¿para qué averiguarlo?

Dato curioso: El nombre completo de Chucky, Charles Lee Ray, está inspirado en los nombres de tres infames asesinos: Charles Manson, Lee Harvey Oswald y James Earl Ray.