Uno de los cineastas más importantes en la industria cinematográfica actual y vigente, es indudablemente Quentin Tarantino, que hoy celebra su cumpleaños número 54 y en Cine3 queremos celebrarlo con cuatro imperdibles obras maestras.

Su visión original, es algo que agradecemos, sobre todo, en un mundo cinéfilo donde todo parece ser un remake, reboot, secuela, precuela, película taquillera, y más. Tarantino tiene estilo propio. No juega según las reglas. Y no crea para satisfacer el gusto de una industria, sino el suyo. Construye su arte desde cero y se involucra en cada proceso. Es así de especial.

Comprenderán entonces lo complicado que es escoger únicamente cuatro películas, y peor aún, colocarlas en un ranking. Pero en Cine3 lo hemos intentado. Por supuesto que no es posible que todos estemos de acuerdo con el lugar que cada una ocupa, pero ese es exactamente el punto de las listas.

Al finalizar el texto, te invitamos a debatir y armar tu propio listado en los comentarios.

 

4 Kill Bill: Vol. 2 (2004)

Empezando el listado, la crueldad se apoderó de su servidora para no tomar en cuenta a Kill Bill Vol. 1 y Vol. 2 como un solo largometraje. Pero hay una razón importante: resaltar que son films distintos.

Mientras que Vol. 1 juega como una mezcolanza inspirada de ideas locas, fuerza espiritual y el valiente desempeño de Uma Thurman, Vol. 2 es la película que cierra el ciclo final con estilo, al tiempo que inyecta el sentimentalismo que por momentos le hizo falta a su antecesora –o sencillamente entender que no se enfocaba en eso– proporcionando también, los beneficios de la separación obligada por el estudio de ser una misma cinta de larga duración.

Es verdad, la primera parte contiene más sangre y una racha espectacular de asesinatos y exhibición de destreza, pero su segunda entrega compensa por la falta de sangre con otro puñado de escenas de venganza y esos treinta minutos finales que trascienden lo antes visto. ¿Una de las secuencias más grandiosas de rendir cuentas? Ese clímax lo es todo. La Novia finalmente frente a frente a Bill (David Carradine), en una escena que también hace contraste con la ferocidad que vimos en Thurman anteriormente. Tarantino probó dominar la estructura de la venganza deseada y nos entrega un triunfo total.

¿A alguien le gustaría que Tarantino lanzara un cut de Kill Bill como un solo largometraje?

 

3 Reservoir Dogs (1992)

¿Qué tantos cineastas pueden presumir de haber realizado un primer filme sólido? No solamente eso, ¿qué tantas veces puedes llamar a tu debut en cine un clásico al instante? Tarantino y Reservoir Dogs.

Después de que un simple robo de joyas resulta en lo peor, los criminales sobrevivientes empiezan a sospechar que uno de ellos es informante de la policía. Así, nos adentramos al mundo de unos ladrones reunidos en un lugar seguro, a medida que tratan de descubrir quién los está delatando.

En adición a un guión preciso, como es costumbre con Tarantino, el talento se desborda con el elenco conformado por Harvey Keitel, Tim Roth, Michael Madsen, Steve Buscemi, entre otros. La cinta no otorga mucho descanso, es una escena de acción tras otra, haciendo breves pausas para asimilar lo que acaba de suceder, antes de envolvernos en la siguiente.

Intenso, divertido e interesante serían tres palabras que describen bien a Reservoir Dogs.

 

2 Inglourious Basterds (2009)

Como mencionamos en la tercera entrada, los guiones de Tarantino son precisos, y también, una de sus armas más importantes. Inglourious Basterds no es la expceción. Es mejor dicho, una de las películas que más realza este punto. Después de todo, el cineasta trabajó diez años en elaborarlo.

La trama nos sitúa en una Francia invadida por Nazis durante la Segunda Guerra Mundial, en donde un grupo de soldados estadounidenses judíos, planean asesinar a los líderes nazis, coincidiendo con la dueña de un teatro que tiene planes propios de venganza contra los mismos objetivos.

Desde su primera escena es notorio. Su exactitud en cada cuadro es perfecta. Su violencia –en todo el estilo de Tarantino–y el resto de los elementos que lo han llevado a dejar su marca registrada, están presentes en máximo esplendor. Su brutalidad se combina con un sentido del humor que a algunos les parece incómodo, mientras que para otros es brillante, y en ocasiones, hasta necesario. El diálogo es esencial, y es utilizado para poner a prueba al oponente, para desenmascarar enemigos, e interrumpido para dar paso a secuencias que ejecutan una serie de malas ideas a la perfección por parte del grupo de soldados y unos cuantos aliados más.

Tarantino también inspira a una de las mejores actuaciones de su reparto principal, conformado por Brad Pitt, Christoph Waltz (que ganó el Óscar, BAFTA y Golden Globe a mejor actor de reparto), Melanie Laurent, Michael Fassbender y Diane Kruger. Simplemente, una maravilla.

 

1 Pulp Fiction (1994)

Llegamos a lo más alto de nuestro conteo, donde encontramos a ninguna otra que Pulp Fiction.

El relato se centra en dos asesinos a sueldo, un boxeador, la esposa de un gánster y un par de bandidos, cuyas vidas se entrelazan en cuatro relatos de violencia y redención. ¿El resultado? Una serie de incidentes extraños, divertidos e inolvidables.

Su inusual acercamiento a la historia y su influencia fueron de tal magnitud, que el film cambió la percepción que la audiencia tenía acerca del cine independiente en los años 90 en Estados Unidos. La cinta es mucho más que sus famosas líneas, es una mezcla de géneros que forman el propio. Es una aguda y embriagadora epopeya de crimen que se cuela en todos tus sentidos. Es de igual manera impactante, astuta y divertida.

Su elenco, conformado por John Travolta, Samuel L. Jackson, Uma Thurman, Bruce Willis y Tim Roth, por nombrar a algunos, dejaron una huella imborrable y un conjunto de personajes para la historia.

Advertisements
Anuncios

Tagged: