Superman es una de las mayores incógnitas del futuro del universo cinematográfico de DC Films, empezando por La Liga de la Justicia. Está claro que el mítico héroe formará parte de la historia, pero no está muy claro cómo tras Batman v Superman.

Pero no es la única película en marcha del personaje. También está confirmado que habrá una secuela de El Hombre de Acero, la película estrenada en 2013 que no convenció a nadie debido a su duración, poca coherencia, mal guion y mala dirección.

Con respecto a la segunda película no hay nada confirmado pero este mismo mes adelantamos la posibilidad de que introduzca a Supergirl en el universo cinematográfico después de ser una de las heroínas del universo televisivo.

De igual forma, también hablamos de que el villano podría ser Brainiac. Pero como decimos de momento no hay información oficial sobre el proyecto. Incluso se habló de una película, por sorprendente que parezca, Superman vs. The Ku Klux Klan.

Pero estos días hay novedades que de confirmarse podrían girar completamente las tornas del personaje en cuanto a lo que se espera, o en cuanto a lo que sería normal, que fuera su futuro en el cine. Sería algo realmente sorprendente.

La página web Den of Geek asegura que el estudio quiere llevar al cine la historia de Superman: Hijo Rojo. De hecho, adelantan que el director Jordan Vogt-Roberts, responsable de Kong: La Isla Calavera, estaría interesado en dirigir la película.

Es importante mencionar que sigue sin ser una noticia oficial. Porque, por otro lado, el prestigioso guionista Mark Millar no tiene tan claro que el cómic vaya a llegar al cine.

Tengo amigos en Warner Bros. Pictures, pero nunca he hablado con ellos del tema. Creo que lo único que están haciendo es hurgar entre su catálogo de libros importantes, e intentando atraer con ellos a buenos directores, más que tener un interés concreto en adaptar Hijo Rojo.

Para quienes no hayan leído el cómic, les dejamos un resumen.

La historia gira en torno al hecho de que Superman aterriza en una granja de Ucrania en lugar de Smallville. En plena Guerra Fría, este acontecimiento dispara la alarma del gobierno norteamericano ya que lo ven como una posible amenaza más peligrosa que el desarrollo de cualquier arma atómica. Aún así, las verdaderas intenciones del héroe no son las de cooperar al crecimiento de algún imperio, sino la de ayudar a la gente en problemas y concebir la paz mundial. Con la muerte de Stalin, Superman se ve obligado a tomar las riendas del gobierno soviético, y en función de su plan, logra reorganizar la economía mundial para generar una comunidad global próspera y ajena a los conflictos bélicos. Superman va adquiriendo cada vez más control sobre el planeta hasta llegar a la época actual, donde la URSS forma parte del bloque hegemónico y los EEUU son una pequeña resistencia, despojos de una cultura en decadencia que sufre las consecuencias de la guerra civil.

Fuentes: Cinemanía y Vix

Advertisements
Anuncios

Tagged: