Julia Ducournau, la talentosa guionista y directora detrás de Raw, la muy comentada película de terror caníbal que no dejó a nadie indiferente, prepara su siguiente proyecto que llevará como título oficial Titane.

Sobre el filme de origen francés del género dramático, es poco lo que se sabe. La producción se ha mantenido con bajo perfil, por lo que su argumento permanece como todo un misterio de momento. Lo que está confirmado (vía Variety) es que la súper compañía independiente NEON, adquirió recientemente los derechos de distribución en Estados Unidos.

Neon afirma que la trama “se mantiene en secreto,” y el casting “se anunciará más adelante.” La distribuidora indie comunicó a medios:

“Raw fue una de las películas de debut, más impactantes en tiempos recientes. Y hemos estado esperando la próxima película de Julia desde entonces.”

Esta es la segunda compra que Neon realiza de un filme francés en lo que va de 2019. La anterior fue Portrait of a Lady on Fire de Celine Sciamma. Esta adquirió el premio al mejor guion en el Festival de Cannes y se perfila como candidata al Óscar. Jean Christophe Reymond de Kazak Productions, produce Titane.

Después de Raw, Julia Ducournau prepara proyecto Titane con Neon
Después de Raw, Julia Ducournau prepara Titane con Neon

Ya sea por su provocativo contenido, o su marketing, RAW se convirtió en uno de los films de terror más esperados del 2017. La cinta llegó a los titulares del mundo con fuerte impacto, provocando desmayos y vómito entre los asistentes del TIFF 2016 y ganando el Premio FIPRESCI en Cannes. Sin dejar a nadie indiferente, Raw causó una ola de reacciones con la crítica y la audiencia.

Su argumento se enfoca en Justine, una joven vegetariana de 16 años que es obligada a comer el hígado crudo de un conejo durante un humillante ritual de iniciación de su escuela de veterinaria. Poco tiempo después, experimenta un espontáneo antojo de carne y las consecuencias no tardan en llegar. La chica empieza a develar su saciedad por otro tipo de carne convirtiéndose en caníbal. El elenco lo encabezaron Garance MarillierElla Rumpf y Rabah Nait Oufella. Su estreno en cines recopiló $3 millones de dólares a nivel global, un logro importante para un pequeño filme de terror de una cineasta debutante.

NEON es la compañía de distribución detrás de I, Tonya; la reciente ganadora de la Palme d’Or, Parasite; la cinta colombiana Monos; y la mencionada Portrait of a Lady on Fire. Estas últimas tres, serán las representantes de Corea del Sur, Colombia y potencialmente Francia, para el Óscar 2020.

Después de Raw, Julia Ducournau prepara Titane con Neon
Advertisements
Anuncios

Tagged: