El cine coreano, protagonista en el primer día del Festival de Cine Internacional de Sitges'12

| |

Por Nicolás Afonso

Corresponsalía en España / Cobertura especial de Sitges 2012

En la selección que Cine3.com ha llevado a cabo para el primer día de Sitges'12 se ha destacado la presencia del cine asiático, principalmente coreano.

A pesar de todo, El Cuerpo, la ópera prima dirigida por Oriol Paulo, se ha mostrado como la gran protagonista del día, contando con efectividad un thriller policíaco en el cual el cadáver de una mujer fatal desaparece de la morgue donde era custodiado. Juan Coronado, en el papel del inspector encargado del caso, y Hugo Silva, como el viudo de la finada, rayan interpretaciones a gran altura en una película filmada con escrupuloso cuidado y sometiendo al espectador a una atmósfera opresiva que le acompañará hasta el final a través de una noche de infarto donde se irán descubriendo una fina trama de venganzas y falsas apariencias.

Preciosista, tanto en planteamiento como en fotografía, resultó Taste of Money, la primera de las muchas producciones coreanas del día, dirigida por Sang Soo-Im. El director oriental, recoge su obsesión por el servicio doméstico que ya mostrara en The Housemaid, y retrata a la perfección la cada vez más intensa polarización de la sociedad de Seúl a través de los ojos del joven Jak, que trabaja llevando a cabo todo tipo de trabajos sucios para una influyente familia. Taste of Money resulta en una poesía visual que narra la acechante decadencia de las altas esferas.

Tambien coreana se presenta Nameless Gangsters, un acercamiento al mundo del hampa de Corea del Sur y el ascenso y caída de un ex-agente de aduanas que a través de una serie de contactos familiares, lleva a la cima del crimen organizado a su ahijado. Escrita y dirigida por Yong-bin Yun, nos recuerda el buen momento del que goza el cine negro en la península asiática. Una trama compleja nos trae una sucesión de pequeños episodios bien hilvanados, con buenas notas de humor, que termina en un desenlace que no por esperado deja de ser emotivo.

Con un año de retraso aparecía la segunda parte de Don, dirigida al igual que la primera por Farhan Akthar, en lo que ya es un franquicia clásica de uno de los héroes de acción más representativos del cine hindi. Desmedida película de acción, que, como buena producción bolly que se precie, cuenta con sus números musicales. Shah Rukh Khan vuelve a meterse en la piel del delicuente internacional Don, esta vez ambientada fundamentalmente en Alemania, para repartir la correspondiente ensalada de plomo. Con caras conocidas, como el actor alemán Florian Lukas (Good Bye Lenin, Into the White), Don 2 es una película fundamentalmente de entretenimiento, con sus buenas dosis de Raccords (como debe de ser, deberíamos añadir en el caso de las películas que vienen de la India) y situaciones inverosímiles y cuyos modismos harán las delicias de los adictos al personaje.

También hubo tiempo para el terror, de nuevo de origen coreano, en Horror Stories. Cinco episodios con diferentes temáticas dirigidos por otros tantos maestros del terror oriental. Horror Stories cumple con su cometido, que no es otro que hacer que el espectador nade en una buena dosis de adrenalina toda la película, constituyendo en sí misma un ensayo sobre el cine de terror asiático.

La noche fue para el género apocalíptico, con tres visiones que, al igual que horror stories, eran corealizadas por tres directores, una catástrofe global vírica narrada en clave de humor, un viaje espiritual de un androide en el seno de una comunidad budista, y el surrealista choque de un asteroide contra la tierra. No sólo comparte esquema con Horror Stories en su planteamiento, sino también estilos, con lo que al final del día se demostró el buen estado de salud del cine.

Estados Unidos también entró como país generador de títulos en esta primera jornada. American Mary, de las hermanas Soska. Una auténtica obra de arte del cine trash, que nos cuenta las aventuras de una estudiante de cirugía, que por mor de su delicada situación económica comienza a hacer trabajos de cirugía estética absolutamente bizarros. Katherine Isabelle raya la perfección en su interpretación de la "Doctora" Manson, en lo que viene a ser una fábula feminista brillantemente puesta en escena.

También estadounidense, y de minúsculo presupuesto aparece The Day. Una película postapocalíptica de Douglas Aarniokosicon contínuas referencias a The Road y que podría perfectamente pasar como ambientada en el mismo universo. The Day cuenta, con absoluta presencia de esos deprimentes tonos grises que caracterizaban a la The Road, la lucha de un grupo de supervivientes por vivir al margen de las bandas de caníbales conservando la esperanza en un mundo mejor donde destaca el papel preponderante de la figura femenina encarnada por Ashley Bell, a la que reconoceremos como la actriz protagonista de The Last Exorcism.

En definitiva, una primera jornada donde se pone de manifiesto que el cine coreano, ya no es emergente, sino que cuenta con extraordinarias producciones esperando a ser descubiertas.

American_Mary en Sitges 2012