Además de todas las reglas oficiales de los Óscares, existen una serie de normas no escritas, que si bien cambian con cierta regularidad, adaptándose a los tiempos – hubo una época en donde una cinta donde se presentara una infidelidad, no podía competir – suelen ser muy claras en su momento, una de las más antiguas, era aquella que no hubiera sido presentada en salas, estaba fuera de posibilidades. Pero en esta época de mass media, las cosas han cambiado rápidamente.

En el 2018, MudBounds rompería este línea, al entrar en las nominaciones no una, sino en cuatro ocasiones, aunque en esos años, el circuito comercial seguía dominando. Pero para este 2020, el streamming ha comenzado a santar sus reales. El Irlandés, Historia de un Matrimonio y Klaus están sonando entre las favositas en muchas categorías, es es muy probable que, en cuanto se den a conocer las ternas oficiales, veremos más de estas producciones.

Si bien la Academia se ha caracterizado por ser muy conservadora, ha tenido también que adaptarse a los nuevos tiempos, y al parecer, este año marcará el inicio de una fuerte evolución en las maneras de ver cine. Tendremos que ver nos ofrecerán los próximos años, pero es un hecho que todo este panorama no volverá nunca a ser el mismo.

Advertisements
Anuncios
Tagged: