Puede que Jar Jar Binks sea uno de los personajes más polémicos del universo Star Wars después de su primera aparición en La Amenaza Fantasma. La verdad es que los aficionados pronto perdieron el interés y fue relegado a un segundo plano hasta La Venganza de los Sith. Desde entonces no ha aparecido en ninguna otra película.

En ningún momento de las siguientes producciones se comenta cual ha sido su destino después de convertirse en Senador Galáctico y dar su apoyo a un acto que terminó por debilitar a la República, siendo de gran ayuda para que el Imperio tomara el control de la galaxia. Pero la novela Star Wars Aftermath: Empire’s End trae novedades.

Entre los sucesos de la cuarta y la quinta película, un refugiado que llega a las calles de Naboo descubre que Jar JarBinks se ha convertido en un payaso ambulante que es repudiado por los suyos. Mapo, que es el nombre de este refugiado, vaga por las calles del planeta y se encuentra con un gungan que está actuando en la calle para los niños. Un personaje triste que esconde su propio sufrimiento y que no se relaciona con ningún adulto: “Jar Jar ha cometido algunos uh-oh errores”, contesta cuando Mapo le pregunta sobre su situación. A continuación le cuenta que en Naboo no le quieren porque piensan que ayudó al Imperio a alzarse y que por eso tiene que dedicarse a actuar por las calles.

La verdad es que es un final bastante triste para este personaje, aunque por otro lado puede que de alguna forma consiga el éxito. Todo parece indicar que no volverá a formar parte de las películas, pero quizás en los libros lo haga. Es cierto que no es un personaje muy querido, pero al menos hizo reír en alguna ocasión en sus apariciones.

Ahora mismo está en marcha Star Wars: The Last Jedi después de las maravillosas El Despertar de la Fuerza y Rogue One: A Star Wars Story. La verdad es que los responsables de este universo han sabido perfectamente mantenerlo a lo largo de los años, porque ciertamente sus películas son de las mejores de los años recientes del cine.

Para quienes no conozcan mucho a este personaje del que hablamos, fue el primer gungan en representar a su pueblo en el Senado Galáctico, primero como representante menor y después como senador. Como la mayoría de los gungans, Jar Jar Binks hablaba básico con un acento característico. A pesar de ser ingenuo, estúpido y torpe, contribuyó enormemente al sino de la República Galáctica, para bien y para mal.

Advertisements
Anuncios

Tagged: