¿En qué situación está el remake de la mítica Carrera de locos?

| |

Desde hace años se viene hablando de una posible nueva versión de la mítica comedia Carrera de locos, cuyo título original es The Cannonball Run. Pero ahora ahora no parecía que realmente hubiera un proyecto en marcha para producirla.

La verdad es que el estudio Warner Bros. Pictures quiere poner en marcha este proyecto, seguramente para aprovechar en parte el éxito de las películas sobre carreras de coches impulsado principalmente por la franquicia Fast & Furious.

Ahora mismo la productora estaría en negociaciones con el director Rawson Thurber, responsables de películas geniales como ¿Quiénes son los Miller?, para ponerse a los mandos de la dirección. De hecho, algunos medios confirman que lo hará.

Este cineasta sería el sustituto de Etan Cohen, no confundir con uno de los dos populares hermanos. No está claro por qué abandonó el proyecto, pero también era una opción interesante tras dirigir 30 días para ir a la cárcel.

El guion lo escribirán Thomas Lennon y Robert Ben Garant, responsables de películas como Una noche en el museoAndre Morgan y Alan Gasmer serán los productores, siendo Albert S. Ruddy y Raymond Chow los productores ejecutivos.

De momento sabemos todo lo que hay que saber sobre el proyecto a falta de que se confirme a los protagonistas. Por lo tanto, hablemos de la película original. Antes cabe señalar que esta nueva producción se está vendiendo como un relanzamiento.

Estrenada en 1981, la producción original tiene como protagonistas a nombres de la talla de Burt Reynolds, Roger Moore, Farrah Fawcett, Dean Martin, Peter Fonda. No tuvo quizás demasiado éxito de crítica, pero sí lo tuvo en taquilla.

De hecho, se convirtió pronto en una película muy popular. Ahora, ¿cuál es la historia que relata, y que a grandes rasgos también relatará el nuevo proyecto?

Un gran número de equipos de carreras de origen muy diverso se reúne para participar en una carrera ilegal a lo largo de Estados Unidos, teniendo que recorrer el país de costa a costa, desde Nueva York hasta California. Desde el inicio, representantes de la ley intentan detener la carrera por los riesgos que conlleva para la seguridad y el medioambiente, pero los participantes eluden su control y siguen adelante con la competición. Sin unas reglas demasiado estrictas, los corredores utilizan la picaresca y las malas artes para llegar los primeros a la meta.

Fuentes: Screenrant, El Séptimo Arte y SensaCine