En esta pasada entrega de los oscares, uno de los puntos más comentados, fue el error del actor Warren Beatty, quien leyera el nombre equivocado al entregar el premio a la Mejor Película. A pesar de que rápidamente se corrigió, quedó como una mancha en cuanto a la organización. Sin embargo, no parece ser la primera vez que ocurre, y de hecho, en el caso anterior, y que como nunca fue aclarado, sigue estando dentro de la lista de los escándalos de Hollywood.

En 1993, la terna del Oscar para la mejor actriz de reparto se componía de Judy Davis , Joan Plowright , Vanessa Redgrave, Miranda Richardson y, entre las menos favoritas,Marisa Tomei. Esta última era un actriz que apenas comenzaba, y aunque su actuación en Mi Primo Vinny había sido bastante decente, difícilmente estaba al nivel de las otras acontendientes.

En esa ocasión, tocó al actor Jack Palance el presentar a la ganadora, y aunque no estaba realmente ebrio – como se ha dicho a raíz de esta leyenda – si se le notaban algunas copas de más. Al abrir el sobre y leer, el nombre de Marisa Tomei conmocionó a todos los asistentes. Incluso se dice que hasta los jueces y organizadores estaban sorprendidos.

De acuerdo a la leyenda, se dice que fue un error de Palance, pero los organizadores no dijeron nada para no aceptar la equivocación. De hecho, se dice que el actor lo hizo a propósito, tras apostar con unos amigos que podía avergonzar a toda la academia, pero que ni él mismo se imaginó que nadie lo desmentiría.

Hasta ahora, no se ha sabido si realmente ese oscar fue entregado por error o no, lo cierto es que ha sido una situación que ha cargado Tomei en toda su carrera.

Advertisements
Anuncios
Tagged: