El director de Actividad paranormal  y La noche del demonio (Adam Robitel) nos trae Escape Room: Sin salida, una nueva película de terror y misterio dirigida esta vez a un público más abarcativo. 

 

El film trata sobre seis personas desconocidas que, incentivadas económicamente, deciden desafiar el místico y popular Escape Room. Un juego de ingenio en donde los participantes, basándose en diversas pistas, deben lograr salir de una habitación en un tiempo definido. El desafío dejará de ser divertido cuando se den cuenta que es por sus propias vidas que juegan.

Adam Robitel es un director que en sus inicios se caracterizó por realizar películas de terror más crudas, marcadas incluso quizá con un toque de humor. Es a sus 40 años que decide experimentar algo distinto: una película que englobe un público más amplio, ya sea desde su  edad (PG13) como desde los géneros utilizados (suspenso, misterio y sutilmente el terror).

 

La trama de la película es algo sencilla y es posible que nos haga recordar a otros films, tales como Saw (2005) o Cube (1998).  Sin embargo, genera el suspenso que tanto busca.

La presentación de los personajes puede parecer algo incompleta: tan sólo tres son bien descritos. Esto impide generar una mayor empatía del espectador, y hace que la película resulte menos atrayente.

Lo realmente rescatable es la escenografía. A medida que los concursantes van superando los cuartos de escape no deja de sorprendernos su creatividad y heterogeneidad. Desde un bar volcado de cabeza hasta un simple hospital. Verdaderamente fascinante.

Por otra parte es también muy buena la manera en que juega con el pasado de cada personaje y su vinculación con cada cuarto en especial. Esto le da el toque que hace que la cinta no se vuelva rutinaria.

 Escape Room es un juego real. Se creo en Japón en 2007 y hoy en día es jugado en muchos países a nivel mundial. El juego busca incentivar el ingenio y razón de los participantes para lograr salir de cada habitación. El tiempo límite para poder escapar es de 60 minutos. Si la persona no lo consigue, se le serán reveladas todas las pistas y podrá irse.

 

Más allá de sus puntos bajos o quizá un no muy buen final, la película consigue de muy buena manera lo que busca: atrapar a los espectadores. Algo verdaderamente importante cuando uno busca ver un thriller.

Escape room 

Dirección: Adam Robitel
Guión: Bragi F. Schut y Maria Melnik
País: Estados Unidos/2019
Elenco: Logan Miller, Deborah Ann Woll, Taylor Russell, Tyler Labine, Jay Ellis y Nik Dodani
Duración: 100 minutos
Productora: Original Film
Distribuidora: Columbia Pictures

Advertisements
Anuncios

Tagged: