La enorme ventaja del internet y las redes sociales es que uno puede toparse de vez en cuando con cosas tan sorprendentes como ésta.

Esperaré al próximo, es un film de Phillipe Orreindy, ganador del Premio Rhone- Alpes de cortometraje 2001 y forma parte de los cortos 212 de People and arts. Es en realidad una pequeña obra maestra donde todo encaja de manera brillante: las actuaciones, la música, el ambiente.

Puede resultar desolador para los  corazones románticos, pero eso es parte de su encanto: logra movernos una fibra del corazón en apenas 4 minutos con 30 segundos… que lo disfruten!!

Advertisements
Anuncios
Tagged: