Entre los múltiples proyectos de Angelina Jolie se encuentra su quinto esfuerzo como directora: First They Killed My Father, una película de Netflix, adaptada de las memorias de Loung Ung, activista por los Derechos Humanos nacida en Camboya, de donde huyó en 1975 tras la Guerra Civil que llevó al poder a los Jemeres Rojos comunistas, y que relata la dramática infancia de Ung –desde la perspectiva de sus propios ojos– durante el mortal régimen de Pol Pot, desde sus 5 años, cuando los Jemeres Rojos tomaron el poder, hasta sus 9 años. Durante ese tiempo, su familia luchó por mantenerse unida.

Es sabido por el mundo entero, la fuerte conexión que Jolie mantiene con Camboya, por lo que no debería ser una sorpresa, que la realización del film sea algo especial para ella y haya sido elaborada con extremo cuidado.

Por lo anterior, y a raíz de las publicaciones recientes en la revista Vanity Fair, donde se acusaba a la actriz y directora, de un proceso de casting dudoso de su joven protagonista –que dicho sea de paso, dio paso a una oleada de respuestas violentas en redes sociales mientras que los críticos lo catalogaron como una “estrategia emocionalmente abusiva y cruel” – le provocaron un disgusto enorme.

Te compartimos el extracto de lo que Vanity Fair publicó respecto al casting:

“Para audicionar a los niños en el filme, Jolie recurrió a orfanatos, circos y escuelas de barrios pobres, específicamente buscando niños que hayan tenido duras experiencias. Para poder encontrar a su protagonista, Loung Ung, los directores del casting hicieron un juego algo perturbador en su realismo: colocaban dinero en una mesa, y le pedían a la niña pensar en algo para lo que necesitara el dinero, y después se lo quitaban. El director pretendía atrapar a la niña y la niña tenía que ingeniar una mentira.

«Srey Moch [la niña escogida para el rol] fue la única en mirar fijamente al dinero, por una cantidad larga de tiempo.” Explica Jolie. “Cuando fue obligada a regresarlo, se inundó de emociones. Todas estas cosas distintas aparecían posteriormente.” Jolie en lágrimas explica. “Cuando se le preguntó después para qué era el dinero, ella respondió que su abuelo había fallecido, y no tenían dinero suficiente para un buen funeral.”

Jolie finalmente responde a las acusaciones a las que se vio sujeta en una entrevista con el medio especializado Huffington Post, en el que aclara el proceso de casting:

“Me molesta que un ejercicio fingido en una improvisación, de una escena real en la película, se haya escrito como si se tratara de un escenario real. La sugerencia de que dinero real haya sido tomado de un niño durante una audición, es falsa y molesta. Me indignaría si esto hubiera sucedido.”

Y continuó:

“Cada medida fue tomada para asegurar la seguridad, comodidad y bienestar de los niños en el filme, desde las audiciones, la producción y el presente.”

First They Killed My Father, que fue comprado por Netflix por la notable cantidad de $25 millones de dólares, gozó su premiere el pasado 18 de febrero en Camboya. Su debut llegará al circuito de festivales de cine en otoño, fecha en la que también será estrenada en la plataforma del gigante del streaming. Su estreno sugiere que podría ser contendiente a la temporada de premios 2017-2018.

Advertisements
Anuncios

Tagged: