Filth
Filth

Un policía farmacodependiente busca la forma de volver con su familia y conseguir un ascenso en su trabajo, pero las mismas alucinaciones provocadas por las substancias que consume hacen que él, y en cierto momento el mismo espectador, pierda la visión de qué es real y que no, y dentro de esta estructura, pareciera que las cosas comienzan a funcionar tal y como él esperaba, aunque la trama se pierde entre lo que él desea que suceda y lo que realmente ocurre. Esta cinta es sin duda una secuela espiritual de Trainspotting, algo que los mismos creadores no se preocupan por ocultar, y nos muestra hasta que grado puede una persona perder el límite entre la fantasía y la realidad. Terminada en el 2013, apenas está llegando a las pantallas en este año, y no es una película fácil, de eso no cabe duda, pues es muy fácil confundirse dentro de la trama, lo que la podría hacer muy pesada. Sin embargo, para aquellos que están acostumbrados a este tipo de temas que rayan en lo surrealista, definitivamente no deberán de perdérselo.  Se espera en las pantallas nacionales para este mes de mayo.

Advertisements
Anuncios
Tagged: