Foxcatcher: un escalofriante drama con soberbias actuaciones

| | ,

Conocido como uno de los más trágicos acontecimientos en Estados Unidos durante la década de los 90’s, ‘Foxcatcher’ nos cuenta la historia de una de las familias estadounidenses más adineradas y poderosas, en específico de uno de sus herederos: John du Pont. Aunque basada en los hechos reales de los hermanos medallistas de oro olímpico Dave y Mark Schultz y el tiempo que entrenaron bajo protección de du Pont, la perspectiva del director Bennett Miller dentro de la cinta no gira alrededor de la magia del deporte, sino de un estudio serio de carácter de una mente escalofriante como la de John. A quienes esperen algo similar a ‘Moneyball’ (anterior film de Miller) deben saber que el deporte en esta ocasión sirve como un propósito visual y expresión física de los conflictos psicológicos surgidos entre los personajes.

Es 1987 cuando recién conocemos a Mark Schultz (Channing Tatum), fecha en la cual ya se había hecho acreedor al oro durante las olimpiadas de tres años atrás, mérito que le ha permitido alcanzar cierto estatus, aunque su vida es un tanto solitaria y nada cómoda. Su hermano mayor Dave (Mark Ruffalo) es también un reconocido medallista de oro olímpico, pero el menor quiere más, por lo que al recibir una llamada de John du Pont (Steve Carell) donde le ofrece pagarle y permitirle entrenar en una instalación de primera clase en la propiedad de la familia ‘Foxcatcher Farm’ en Pennsylvania, Mark –a diferencia de Dave- acepta en primera instancia, sin saber las consecuencias fatales que traerá consigo esta decisión.

Channing Tatum como Mark Schultz y Steve Carell como John du Pont en 'Foxcatcher. Photo by Scott Garfield - © Fair Hill, LLC.
Channing Tatum como Mark Schultz y Steve Carell como John du Pont en 'Foxcatcher. Photo by Scott Garfield - © Fair Hill, LLC.

El heredero du Pont, es un hombre en una posición un tanto envidiable, sin embargo, al igual que Mark, también se encuentra en la búsqueda de algo más importante. Tiene sus propios problemas familiares, al esforzarse por complacer a su madre Jean (Vanessa Redgrave) quien constantemente desaprueba o muestra desinterés en sus acciones. Él espera entonces, hacerla sentir orgullosa no sólo como patrocinador del equipo de luchadores que se prepara para ir a las olimpiadas de 1988 en Seúl, sino también como el guía y mentor. Y así entonces, cuando consigue que también Dave trabaje con él, este llega a las instalaciones a ayudar a su hermano y los celos empiezan a surgir. Dave es todo lo que du Pont desea ser y no es; un gran entrenador y líder. Esto lleva a que la tensión empiece a acumularse lentamente hacia el estremecedor clímax de la historia, a medida que los demonios de du Pont emergen.

Como du Pont, Steve Carell está casi irreconocible debajo de todo el maquillaje y prótesis. Es una callada y perturbadora actuación que tendrá al público y a la crítica pensando en el versátil talento del actor que era -hasta este momento- mejor conocido por sus roles cómicos. Carell demuestra sus habilidades para el género dramático no en una escena, sino durante toda la película, entregando una actuación que muchos encontrarán difícil de procesar. Una magnífica intervención que no tomó a nadie por sorpresa al ser uno de los cinco nominados al Óscar como Mejor Actor.

Por su parte, Channing Tatum, está completamente inmerso en Mark Schultz. El actor perfecciona los hábitos nerviosos del luchador. Es solitario e inseguro sobre su capacidad como deportista, a pesar de ser un campeón olímpico. Una actuación revelación sin complejos, ejecutada de maravilla y la mejor en su carrera al día de hoy.

La voz de la razón entre estos dos extremos, recae en los hombros de Dave, quien sirve como mediador principalmente cuando la relación empieza a tornarse oscura y violenta. La buena intervención de Mark Ruffalo no es novedad, pero tampoco deja de ser notable y excepcional. Las tres actuaciones son una muestra de lo sutil. Esta es una cinta que extrae drama de momentos de silencio, mismos que en escenas claves, hablan más.

Channing Tatum como Mark Schultz y Mark Ruffalo como Dave Schultz en 'Foxcatcher'. Photo by Scott Garfield - © Fair Hill, LLC.
Channing Tatum como Mark Schultz y Mark Ruffalo como Dave Schultz en 'Foxcatcher'. Photo by Scott Garfield - © Fair Hill, LLC.

El guion de E. Max Frye y Dan Futterman es tranquilo y no tiene muchos momentos de suspenso en los cuales los actores puedan apoyarse o la audiencia sorprenderse, por lo que el hecho que Carell, Ruffalo y Tatum hayan creado una inquietante exhibición de sus personajes, dice mucho. Sin duda, Miller también merece crédito por ello. El cineasta –quien ganó como Mejor Director en Cannes 2014- no es ajeno a dirigir elencos que terminan con nominaciones y triunfos en cintas previas (Capote, 2005, Moneyball, 2011). Y esta vez, no fue la excepción.

Aunado al trío de excepcionales actuaciones y maravillosa dirección, otra parte memorable es la cinematografía de Greig Fraser; todo ha sido filmado con ligeros toques grises creando un ambiente denso que establece el tono total de la cinta sin alternativa. El relato no es alegre y feliz, es sombrío y misterioso. Miller se asegura que la audiencia lo sepa en todo momento.

Pero incluso cuando el film es demasiado tranquilo y desalienta, también es una fina pieza de cine que establece a Miller como un valioso cineasta. Ciertamente no es una cinta que satisface a la mayoría del público, pero su intencional visualización, abstinencia del drama y el foco principal sobre la condición humana, la hace un innegable fuerte e inteligente estudio de carácter.

‘Foxcatcher’ presenta temas de control y manipulación con funciones del deporte de la lucha como una metáfora.  Sin embargo, la película es una historia sobre dos personas que llegan a la grandeza, sólo para experimentar una gran caída, así como la de un buen hombre que queda atrapado en el medio.

 

FICHA TÉCNICA

Título: Foxcatcher
Dirección: Bennett Miller
Guion: E. Max Frye, Dan Futterman
Reparto: Steve Carell, Channing Tatum Mark Ruffalo, Vanessa Redgrave, Sienna Miller, Anthony Michael Hall
Género: Drama
Duración: 129 minutos
Año: 2014
País: Estados Unidos
Fotografía: Greig Fraser
Música: Rob Simonsen
Distribuidora: Sony Pictures México
Fecha de estreno: 16 de enero de 2015