Sean Bean es un veterano actor reconocido por muchos papeles, como Eddard Stark en Juego de Tronos. Quienes hayan visto la serie (quienes no, avisamos ahora, dejen de leer) saben que su personaje muere al final de la primera temporada. La carrera de este intérpete tiene una curiosidad -seguro que tiene muchas más- y es que ha muerto en más de veinte producciones contanto tanto series como películas. Parece que le gustan especialmente los personajes que acaban muriendo en la historia que cuentan.

Pero eso se acabó. Parece que ha aprendido la lección. ¿Qué lección? No importa. El caso es que Bean ya no acepta más papeles de ese tipo. Así mismo se lo dijo a The Sun:

«He rechazado cosas. He llegado a decir: ‘¡Saben que mi personaje va a morir porque estoy ahí!’. Solo tuve que arrancarlo de raíz y comenzar a sobrevivir, de lo contrario todo iba a ser un poco predecible. Hice una vez un trabajo y me dijeron: ‘Te vamos a matar’ y dije: ‘¡Oh, no!’. Y luego dijeron: ‘Bueno, ¿Podemos hacerte mucho daño?’ y pensé: ‘Ok, mientras me mantenga con vida esta vez’. He interpretado a muchos malos. Fue genial pero no fueron muy satisfactorios y siempre moría».

Durante la entrevista también comentó acerca de la propia Game of Thrones. Confirma que sabía desde el comienzo lo que iba a pasar con su personaje, y admite que le hubiera gustado continuar.

«Dejaron muy claro el momento en el que iba a morir y pensé: ‘No quiero quedarme atrapado en una de estas series que dura siete años’ pero me hubiera gustado haberme quedado más».

Bean continúa su carrera tanto en cine como en televisión. En esta segunda plataforma, ha estrenado o estrenará próximamente, dependiendo del país, series como Curfew.

Curfew es un drama que gira en torno a un grupo de personas, que se tienen que enfrentar a sucesos extraordinarios en una carrera nocturna, épica, asombrosa e ilegal. El fin de todo es volver a tener el control de sus vidas y así poder conseguir la libertad. Esto se debe a que viven en un lugar donde existe toque de queda y los ciudadanos tienen miedo a salir de sus casas.

O World on Fire.

World on Fire es una serie británica que narra la historia de personas comunes durante el primer año de la Segunda Guerra Mundial, que comienza en 1939 con la irrupción alemana en Polonia y termina con la Batalla de Gran Bretaña. La ficción cuenta diversas vidas de personas afectadas por la guerra desde un joven traductor inglés que vive en Varsovia hasta una corresponsal de guerra de Estados Unidos.

Advertisements
Anuncios

Tagged: