Si piensas que esto va a tener un final feliz. No has estado prestando atención.”

Un lema que encaja perfecto con la estructura y naturaleza de la serie épica de HBO, Game of Thrones, pronunciado por el despreciable Ramsey Bolton algunas temporadas atrás, pero que sigue siendo real dentro del contexto del show.

SPOILERS ARE COMING: Si no te encuentras al día con el capítulo más reciente de GoT, te recomendamos no continuar leyendo.

El domingo por la noche, HBO emitió el cuarto capítulo de GOT, titulado “The Last of the Starks,” que hace alusión a una de las escenas que detallaremos más adelante. En un inicio, la emisión parecía transcurrir al ritmo del primer y segundo episodio de la temporada en curso. Vemos a nuestros personajes alejarse del campo luego de la gloriosa ‘Batalla de Winterfell’ donde se derrotó al temido Night King y los White Walkers. Pero no todo es tan simple.

Cuando las emociones se asientan, pensamos en The Last of the Starks” como un episodio que nos llevó de regreso a la esencia de Game of Thrones, como un capítulo que presentó tramas enredadas, lealtades puestas a prueba, donde la intriga se teje, y las traiciones están a la orden del día.

Game of Thrones (8x04): los momentos más impactantes de The Last of the Starks de HBO
Game of Thrones (8×04): los momentos más impactantes de The Last of the Starks

El cuarto episodio dirigido por David Nutter, quien no es otro más que el director de la desgarradora “Red Wedding,” contestó de forma contundente la pregunta que invadía la mente de muchos: ¿qué sigue luego de haber acabado con la gran amenaza del Rey de la Noche y su séquito?

No podíamos estar más equivocados de creer que este sería un episodio para reagruparse, reestructurar estrategias, y dar el siguiente paso hacia La Última Batalla contra la máxima villana de esta historia, Cersei Lannister (Lena Headey). «The Last of the Starks» provocó un shock de magnitudes estratosféricas entre los seguidores de la serie, no solamente con algunas revelaciones, sino con un clímax que nuevamente deja herida a Daenerys Targaryen (Emilia Clarke), sus dragones, y su ejército.

Como hemos hecho con los capítulos anteriores, “Winterfell (8×01),” “A Knight of the Seven Kingdoms (8×02),” y “The Long Knight (8×03),” recopilamos los momentos más reveladores del cuarto capítulo de la octava y última temporada de GoT.

Game of Thrones (8×04): los momentos más impactantes de The Last of the Starks

LOS ÚLTIMOS STARKS – SANSA LAS GANA TODAS

El episodio inicia con el sentido adiós a los caídos en la Batalla de Winterfell. Más tarde, se conduce una cena de celebración por la derrota del Rey de la Noche, y ya en la privacidad de sus habitaciones, se origina un momento incómodo entre Daenerys y Jon Snow (Kit Harington), en el que la Madre de los Dragones pide a Jon mantener el silencio con su familia sobre su verdadera identidad, previniendo que esto pudiera causar un distanciamiento entre ambos, y que una vez contado, no se podría parar. Efectivamente, eso es lo que sucede.

Jon jura lealtad a su Reina, más no jura guardar silencio a su familia. Jon siendo Jon, se reúne con Los Últimos Stark, Sansa (Sophie Turner), Arya (Maisie Williams) y Bran (Isaac Hempstead Wright) en el Bosque de Dioses, en donde tanto Sansa como Arya, continúan cuestionando la lealtad de Jon hacia Dany. Sobre el tema, Sansa mantiene la misma postura que ya le hemos visto, mientras que a Arya se le nota un poco más desasociada, sin embargo, termina apoyando a su hermana, “Somos familia, los cuatro. Los últimos Stark. Eres mi hermano. No mi medio hermano. No mi hermano bastardo.” Jon confiesa a sus hermanas su verdadera identidad –con la bendición de Bran– no sin antes hacerles jurar que no dirán una palabra sobre ello a nadie.

Game of Thrones (8×04): los momentos más impactantes de The Last of the Starks

Arya mantiene su promesa –hasta lo que podemos ver– pero ¿Sansa? No tanto. En un intercambio más adelante con Tyrion Lannister (Peter Dinklage), Sansa rompe su promesa, causando que un jugador clave de este Juego de Tronos comience a entretejer una enorme traición y un movimiento de fichas que ya se veía venir desde la temporada anterior.

No es casualidad que Sansa haya escogido decirle a Tyrion. Sabía lo que podía provocar haciendo esto. No olvidemos que Sansa ha aprendido lo que sabe de personalidades manipuladoras como Cersei y Lord Baelish, y se nota en cada pieza que mueve. Cada intervención de Sansa esta temporada, ha sido clave. Lo hemos dicho antes y lo repetimos: OJO con esta chica que puede dar la sorpresa al final de la narrativa.

Game of Thrones (8×04): los momentos más impactantes de The Last of the Starks

gameofthrones game of thrones hbo got jon snow GIF

FAN SERVICE Y LUEGO… NO

En el más reciente capítulo, tuvimos una reunión romántica muy a lo «fan service,» entre Jaime y Brienne. Algunos pensábamos que esto quedaría como una atracción platónica entre ambos personajes, pero la mesa se sirvió… literalmente, para el romance. Al final del episodio, las cosas no resultaron favorecedoras para los tórtolos, pero siempre tendremos Winterfell.

Contrario a este momento que pedían los más fanáticos de la serie, David Benioff y D.B. Weiss, creadores y guionistas de GoT, negaron a los televidentes un momento muy esperado: la despedida de Jon y Ghost. Al igual que sucedió durante la Batalla de Winterfell, cuando Jon pasó a un lado de su buen amigo Samwell Tarly, Jon «dejó en visto» a Ghost luego de pedirle a Tormund (Kristofer Hivju) llevarlo con él más allá del Muro. Ni el gesto en la cara de Ghost, hizo que Jon se acercara a acariciar al fiel lobo huargo tal vez, por última vez.

Game of Thrones (8×04): los momentos más impactantes de The Last of the Starks

ARYA Y THE HOUND EN UNA MISIÓN

Arya y The Hound (Rory McCann) se alistan a una nueva misión en conjunto. Tal como Jon y su gente, Arya y The Hound se dirigen a King’s Landing con un objetivo en particular en la mente cada uno. Sin articular qué es lo que harán una vez que lleguen a la capital, sabemos que a Arya le resta tachar un nombre en su lista: Cersei. Sandor Clegane por su parte, quiere acabar con su hermano, La Montaña. El esperado enfrentamiento apodado “CleganeBowl,” marcará el final de uno de ellos… o ambos.

Game of Thrones (8×04): los momentos más impactantes de The Last of the Starks

 

VARYS FIRMA SU SENTENCIA DE MUERTE

Después que Tyrion se pone al tanto de la verdad sobre Aegon “Jon Snow” Targaryen, le comunica a Lord Varys (Conleth Hill) sobre esto. Los consejeros de la Madre de Dragones comienzan a discutir sobre quién de los dos sería más apto para gobernar los Siete Reinos y sentarse en el Trono de Hierro. Tyrion está con su Reina, mientras que Varys se inclina por Jon. Varys le recuerda a Tyrion que su lealtad reside con la gente, dejando entrever que si Daenerys está poniendo en riesgo el interés o la seguridad del pueblo, con sus posibles planes de ataque a Desembarco del Rey, él hará lo que sea por estar del lado del pueblo, así esto signifique traicionar a su Reina.

La traición de Varys a su reina, se ha estado presagiando desde la sexta temporada y nuevamente en la séptima. ¿Recuerdan esa conversación entre Varys y Daenerys en Dragonstone en la séptima temporada? Si en algún momento la traicionaba sin decirlo, le iba a matar. Todo parece indicar que Varys ha firmado su sentencia de muerte y conocerá su destino en breve. Esperemos que Tyrion no lo acompañe en esto.

Game of Thrones (8×04): los momentos más impactantes de The Last of the Starks

¿CONTRA REDENCIÓN DE JAIME LANNISTER?

Después de haber causado enorme dolor a la Casa Stark desde el inicio de la serie, y mantenerse fiel a las dudosas acciones de su hermana Cersei –contra quien fuera– Jaime Lannister (Nikolaj Coster-Waldau) realizó lo impensable: redimir su personaje. El apodado ‘King Slayer’ dio un giro de 180° a su personaje, o eso creíamos, pues su despedida en el clímax de ‘The Last of the Starks’ sugiere lo contrario… ¿o no? Luego de llevar a cabo hechos como salvar a Sir Brienne of Tarth (Gwendoline Christie) –en más de una ocasión– nombrarla caballero de los siete reinos, abogar por su hermano Tyrion cuando nadie más en la familia Lannister lo hizo nunca, y finalmente luchar por los Starks y los vivos en la ‘Batalla de Winterfell’, Jaime sentó las bases para morir como un buen hombre, al estilo de lo logrado por Theon Greyjoy (Alfie Allen) en el tercer capítulo. Cuando Jaime se entera que su hermana Cersei envió a Euron Greyjoy y la flota de hierro a atacar por sorpresa a Daenerys y su ejército en su camino a King’s Landing, Jaime tomó la decisión de cabalgar de regreso al sur para estar al lado de Cersei, o… eso es lo que aparenta en primera instancia, pues este dice a Brienne que no es un buen hombre por todos los actos que ha cometido en nombre de su hermana, o por su hermana.

Game of Thrones (8×04): los momentos más impactantes de The Last of the Starks

Esto podría parecer un revés en el arco narrativo del personaje, pero no podemos descartar que el regreso de Jaime a King’s Landing no sea para estar al lado de su hermana. Tal vez, su última misión consista en detener a Cersei a toda costa, no ayudarla.

Esto cumpliría –probablemente– la profecía del Valonqar, verbalizada por la bruja Maggy en los libros y el primer capítulo de la quinta temporada. “Te casarás con el rey. Reina serás hasta que llegue otra más joven y más bella para derribarte y apoderarse de todo lo que te es querido.” “[Tendrán] dieciséis [hijos] para él, tres para ti. De oro serán sus coronas y de oro sus mortajas. Y cuando las lágrimas te ahoguen, el valonqar te rodeará el cuello blanco con las manos y te arrebatará la vida.”

En alto valirio, la palabra “valonqar” significa “hermano menor.” Siempre se pensó que Tyrion sería quien acabaría con la vida de su hermana mayor, pero Jaime, es el hermano mellizo menor de Cersei. La respuesta a esto, la tendremos en el penúltimo episodio.

Game of Thrones (8×04): los momentos más impactantes de The Last of the Starks

DAENERYS CONTRA LAS CUERDAS… DE NUEVO

Después de la lamentable muerte de Ser Jorah Mormont (Iain Glen), y la pérdida de la mitad de su ejército en la ‘Batalla de Winterfell,’ la Madre de los Dragones volvió a ser golpeada con importantes pérdidas.

Primero, a su vuelta a Dragonstone, Daenerys es atacada por sorpresa por la flota de Euron Greyjoy (Pilou Asbaek). El devastador ataque acabó con la vida de otro dragón de Daenerys. Rhaegal fue abatido con tres rayos escorpiones (flechas gigantes) lanzadas desde los barcos al mando de Euron. Daenerys y Drogon quedaron a salvo… por ahora.

Game of Thrones (8×04): los momentos más impactantes de The Last of the Starks

En la embestida, los Inmaculados, Tyrion y Varys, tuvieron que nadar hasta la orilla de RocaDragón. Al llegar a tierra, Grey Worm (Jacob Anderson) notó la ausencia de Missandei de Naath (Nathalie Emmanuel), quien unos instantes después se reveló que había sido secuestrada por Euron, y le llevó hasta King’s Landing, donde quedó presa de Cersei.

Días más tarde, Daenerys y parte de sus fuerzas armadas llegaron a King’s Landing para sostener una tensa negociación con Cersei y recuperar a Missandei. A pesar de los esfuerzos de Tyrion por lograr que su hermana cediera y dejara en libertad a la consejera y amiga de Dany, Cersei no da marcha atrás a su maquiavélico plan de llevar a Daenerys hasta sus más impensados límites y ordena la ejecución de Missandei frente a los ojos de su Reina y su amado Grey Worm.

Game of Thrones (8×04): los momentos más impactantes de The Last of the Starks

Antes de ser decapitada por La Montaña, Missandei lanza una última palabra: “¡Dracarys!” enviando un claro mensaje a su Reina. ¡Quemarlos a todos! Como la Reina Olenna Tyrell alguna vez le dijo a Danerys, “Sé un dragón.”

Daenerys se da la media vuelta y con una mirada lo dice todo. Está lista para la catastrófica Última Guerra del penúltimo episodio, que, tradicionalmente, es el capítulo más significativo en cada temporada del show.

gameofthrones game of thrones hbo got cersei lannister GIF

¿QUÉ SUCEDE CON DAENERYS?

La Reina Dragón ha tenido un sólo objetivo desde su origen en Game of Thrones: reclamar lo que es su derecho de nacimiento, el Trono de Hierro. Durante siete temporadas, los guionistas han construido un argumento volcado en fortalecer el personaje y su inminente llegada a King’s Landing, con decisiones contundentes y compasivas cuando la ocasión lo amerita.

Esta temporada, se ha dejado entrever que Daenerys no es la Reina que pensábamos, incluso haciendo dudar a sus consejeros de su capacidad de gobernar los Siete Reinos. Esto no sería un problema si desde un inicio se hubiera tenido indicio sobre rasgos en su personalidad que sugiriera que Daenerys es así. Más allá de la impulsividad demostrada aquí y allá, ¿no es más grande el bien que logró en el trayecto desde ser una Khaleesi, hasta su llegada al Norte?

Game of Thrones (8×04): los momentos más impactantes de The Last of the Starks

En cuatro capítulos, con una narrativa forzada y nulamente orgánica, se ha tratado de convencer a la audiencia que Daenerys Targaryen no es quien debe sentarse en el Trono de Hierro, y que no es diferente a su padre, El Rey Loco. En cuatro capítulos, nos han tratado de convencer que no tiene aliados, que no se le apoya por convicción, que su Mano le teme, y que es indigna de gobernar.

Se está intentando hacernos olvidar, que se trata de una Reina que hizo a un lado los planes que tenía trazados desde el principio de su travesía en Game of Thrones, por unirse a la batalla de Jon Snow, y viajar al norte con sus Dothraki, sus Inmaculados, y dos dragones, habiendo recién perdido uno de ellos al ir más allá del Muro en busca de un Wight que, dicho sea de paso, de nada serviría para convencer a Cersei en unirse a la batalla contra los muertos.

Después de tal muestra de “simpatía” por ella a pesar del sacrificio y las desoladoras pérdidas de Jorah, Missandei, Viserion y Rhaegal, ¿alguien verdaderamente la culparía de atacar King’s Landing como planeaba hacerlo en la séptima temporada?

¡DRACARYS!

game of thrones deal with it GIF by Mashable

Advertisements
Anuncios

Tagged: